Economía | Empresas

La UE veta el petróleo ruso por barco y cortará el suministro por tubo en una siguiente fase

Una refinería de petróleo

Una refinería de petróleo EP

Europa apuesta decididamente por el bloqueo geopolítico y económico a Rusia tras la invasión en Ucrania. Este 30 y 31 de mayo, Los 27 se reúnen para dirimir los aspectos más importantes que tienen que ver con la guerra y entre ellos, los principales líderes votarían nuevas medidas energéticas. La premisa que impera en Bruselas es la de dejar de depender del gas y del petróleo que proviene del Kremlin.

Así, la Unión Europea ha decidido, a pesar de las reticencias de Hungría, bloquear la compra venta de crudo a Rusia. Para dejar de depender del crudo ruso, la operativa se producirá en dos fases. Primeramente, se prohibirá la adquisición a los países del petróleo que llega por barco. Ésta se producirá automáticamente. La segunda, que se acometerá en el medio plazo, tratará de que no haya suministro de petróleo a través de los diferentes oleoductos que existen en el Viejo Continente y que conectan con Moscú.

Charles Michael, presidente de la Comisión Europea, confirmaba al filo de la medianoche que Los 27 habían alcanzado este acuerdo. «Este pacto cubre de inmediato las dos terceras partes de las importaciones de petróleo de Rusia, cortando una enorme fuente de financiación para su maquinaria de guerra», ha indicado a través de sus redes sociales.

Esta medida supone un paso de gigante para Europa puesto que Rusia es el principal vendedor del Viejo Continente. En concreto, la UE dquiere diariamente unos 2,2 millones de barriles de crudo, junto con 1,2 millones de barriles de productos refinados. Desde que comenzara el conflicto, la alianza ha importado unos 20.000 millones de euros en crudo.

Como se mencionaba anteriormente, Hungría es el país más afectado puesto que el 100% dependiente del petróleo de Rusia. Para ello, seguirá activo la infraestructura que atraviesa Eslovaquia y el propio país dirigido por Viktor Orbán.

Por tanto, Europa se prepara a contrarreloj para dejar de depender del petróleo ruso. El gran hándicap es que la gran mayoría de países no tiene infraestructura adaptada para poder refinar otro crudo que no sea el del Kremlin salvo, como ya contó este periódico, España. Nuestro país acometió inversiones hace una década para tener diversificado sus compras y adquisiciones.

El petróleo se dispara

La posibilidad de que Europa deje fuera de juego el crudo que llega desde Rusia ha provocado que el petróleo se haya disparado durante la jornada del lunes.

El Brent, de referencia en Europa, alcanzó un máximo de dos meses de 120,50 dólares el barril. El índice de referencia estadounidense West Texas Intermediate subió una cantidad similar, hasta los 116 dólares el barril.

Te puede interesar

Comentar ()