Economía | Empresas

Soltour prevé una afluencia masiva de turistas: "Este verano no habrá camas"

Tomeu Bennasar, consejero delegado de Soltour Travel Partners asegura que Canarias, Baleares y el Caribe están en niveles máximos de demanda

Bañistas en una playa de Palma.

Bañistas en una playa de Palma. EP

Las expectativas para este verano entre los operadores turísticos son máximas. Los diferentes actores del sector confían en un fuerte repunte de la demanda que permita reparar en parte los daños causados por la pandemia durante los dos últimos años. «Las costas están muy demandas y no habrá camas este verano. Canarias y Baleares están a tope y encareciéndose», avisa en una entrevista con El Independiente Tomeu Bennasar, consejero delegado del turoperador Soltour Travel Partners.

Y en la larga distancia, el Caribe es el destino que se lleva la palma. Precisamente, la joint-venture tejida hace un año entre Soltour (Grupo Piñero) y SmyTravel (el turoperador online de Logitravel) acaba de poner en marcha una campaña con la cadena hotelera Bahia Principe para potenciar este mercado y cambiar la habitual percepción que se tiene del popular destino de vacaciones.

¿Qué perspectivas tienen de cara a la temporada de verano?

Somos un poco atípicos. Pero el año pasado decidimos no recortar nada la compañía a costa de tomar algo de riesgos. A pesar de ómicron y Ucrania, estamos cumpliendo nuestros objetivos, que eran recuperar cuanto antes los niveles prepandemia. En algunos destinos ya lo estamos haciendo y otros están más complicados. Pero desde hace 6 o 7 semanas, el nivel de demanda está a nivel de 2019 o incluso un poco por encima. Y esperamos acabar el año sólo un 10% por debajo de ese año. Nuestro producto está muy alineado con lo que demanda el cliente postcovid, con destinos seguros y conocidos como islas o Caribe. Si en año normal estamos en 180 millones, esperamos cerrar por encima de los 150 de facturación.

No podemos dejar de hablar de precios. ¿Cómo va a impactar en los precios de los paquetes vacacionales o en las tarifas de los alojamientos?

Las aerolíneas han tenido que asumir un coste del combustible que no tenían previsto y que espero que se corrija. Y a nivel hotel, en los últimos años ya había habido un encarecimiento progresivo y ahora mismo no se ha notado un gran encarecimiento. Los importes medios que nosotros manejamos rondan los niveles de prepandemia. Lo que sí encarece muchísimo es la falta de oferta en muchos destinos. Son muchísimo más caros porque o no hay producto o no hay capacidad aérea. Y en algunos lugares donde la oferta aún no está ajustada, vemos encarecimientos que son inaceptables.

Hasta ahora veíamos mucha reserva de último minuto. ¿La gente se está anticipando más?

El problema es que tanto la guerra de Ucrania como ómicron hizo perder dos meses y ahora que tenemos el verano encima, la demanda se está concentrando toda desde la segunda quincena de abril y todo el mes de mayo. No es un último minuto, pero tampoco es una venta anticipada. De una semana a otra, la cosa cambia bastante.

¿Dónde notan los mejores niveles de demanda ahora mismo?

La demanda sigue yendo por el turismo nacional. Las costas están muy solicitadas y no habrá camas este verano. Canarias y Baleares están a tope y encareciéndose. Y el destino de larga distancia más demandado es el Caribe. También está funcionando bien Estados Unidos y el resto de productos se recuperan a buen ritmo. Cabe destacar Egipto, tras varios años penalizado.

Hay destinos a donde no se puede volar. Otros donde sí se puede, hay poca capacidad aérea, los vuelos son caros y el producto ya no es tan atractivo. Los cruceros han empezado hace poco a recuperarse. Los productos de África y arabia su recuperación está siendo más lenta. Sin embargo, en el Caribe estamos trabajando todos a tope, hay plazas y está funcionando muy bien y en los próximos meses estaremos en niveles de prepandemia.

Siempre se asocia a un paraíso de vacaciones. ¿Por qué deciden poner ahora en marcha una campaña para potenciarlo?

Queríamos ayudar en la reactivación de todo el sector poniendo más en valor el viaje más allá del clásico producto/precio o de descanso/relax. Lo resumimos con el eslogan ‘La Mejor Versión de Ti’ porque pensamos que viajar nos da la posibilidad de ser lo mejor de nosotros mismos. El spot lo rodamos en la zona de Samaná (República Dominicana), que es una auténtica selva virgen. La palabra Caribe siempre ha sido un poco castigada en el sector y tiene unas connotaciones que desmerecen el destino. En su mayoría son destinos espectaculares a nivel cultural o de biodeversidad. Hemos intentado trasladar esto con la campaña.

También hemos querido innovar y hemos hecho un acuerdo con Google para poder medir con Inteligencia Artificial el impacto que está teniendo la campaña en nuestros clientes, midiendo cuándo van a las agencias de viajes físicas. Precisamente, queríamos contribuir de manera especial a la recuperación de las agencias de viajes.

Siempre se ha dicho que serán las últimas en salir del bache de la pandemia. ¿En qué momento se encuentran?

Las agencias juegan un papel crucial. Por un lado, de cercanía con el cliente y, por otro, de asesoramiento. Aunque hay diferentes versiones entre física y online, para un producto más complejo e ir a un sitio que no sea el de toda la vida, el papel de la agencia de viajes es fundamental. Mucho más después del período covid.

¿Son las últimas en recuperarse?

Las grandes marcas han aguantado todo este período y algunas han sufrido recortes. Y las más pequeñas e independientes han sido capaces de estar más contenidas y muchas han estado cerradas hasta el último momento en este mes de mayo. Y ha habido mucho más movimiento del habitual. Es probable que nos vayamos a un escenario con un volumen menor de agencias que en prepandemia, pero no con el nivel de cierre que se preveía.

¿Queda margen para ver más movimientos en los próximos meses?

Yo no preveo que a corto plazo haya tanto ajetreo como en los últimos años. Ha habido un nivel de consolidación considerable con la alianza de Logitravel y El Corte Inglés y de Ávoris con Globalia. Pero queda un segmento de independientes tanto a nivel turoperación como a nivel distribución y algún movimiento habrá. Pero el mapa empieza a coger bastante forma.

Más allá de las buenas perspectivas para este verano, ¿qué creen que puede pasar después?

Tenemos que ver muy bien cómo va el verano y analizar muy bien la posible recesión que nos espera. Este año hay una demanda retenida muy fuerte. Pero ha habido una subida de precios considerable y cuando las cosas se pongan en orden y se estabilicen, a lo mejor nos espera un período de años complicados. Y cuando la economía está mal, una de las primeras cosas que la gente recorta son los viajes. Tenemos que ir con mucho cuidado. Esperamos seguir creciendo con un proyecto muy ambicioso, pero con los pies en el suelo.

Te puede interesar

Comentar ()