Economía

Escrivá sacará adelante sus planes de pensiones de empleo con el apoyo de Podemos y Bildu

El proyecto supera el examen de la Comisión de Trabajo y volverá a votarse la próxima semana en el Congreso de los Diputados

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá Joaquin Corchero / Europa Press

Los grupos parlamentarios han salvado este jueves en la Comisión de Trabajo el trámite para conseguir que el proyecto de ley de Escrivá para el impulso de los planes de pensiones de empleo llegue la próxima semana al Congreso de los Diputados. Después de un intenso debate para modificarlo, el dictamen ha salido adelante con 19 votos a favor, 12 en contra y 6 abstenciones.

El ministro José Luis Escrivá conseguirá así que su proyecto de ley de promoción de planes de pensiones de empresa, o, formalmente, de empleo, previsiblemente salga adelante en el Congreso de los Diputados, si no se producen imprevistos. Será gracias a los votos a favor del PSOE, Unidas Podemos -que se ha opuesto hasta el último momento-, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC). Además, Vox y EH-Bildu se han abstenido. Se han opuesto el PP, Esquerra Republicana, Ciudadanos y Compromís.

Unidas Podemos ha tensado la votación hasta el último momento, obligando al PSOE a buscar durante semanas apoyos entre partidos de la derecha como PP y Ciudadanos, ya que, además, algunos de sus socios de gobierno habituales como ERC o Bildu se opusieron desde el primer momento al proyecto de ley, por desconfianza hacia el mismo.

La formación morada ya explicó la semana pasada ante las preguntas de este medio que no apoyaría el proyecto de ley a menos que el PSOE dejase muy claro que esta iniciativa no irá nunca en detrimento de las pensiones públicas. A la vez, exigía que las rebajas en las cotizaciones que Escrivá había planteado para fomentar estos planes de pensiones no supusieran una merma en la caja de la Seguridad Social.

Finalmente, el partido ha quedado satisfecho con el planteamiento de su socio de gobierno y así el PSOE no ha necesitado el apoyo de Ciudadanos, que ya había asegurado su apoyo si el PSOE incluía las enmiendas que habían acordado, ni el del PP, que aún se resistía a votar a favor porque exigía más incentivos fiscales para los planes de pensiones individuales al menos de manera transitoria.

Bildu se abstiene a cambio de subir las pensiones no contributivas

Finalmente, Bildu ha decidido abstenerse para que el Gobierno pueda sacar adelante la votación tras pactar con él subir un 15% las pensiones no contributivas -aquellas de las que son beneficiarias las personas con discapacidad o aquellos trabajadores mayores de 65 años que no han cotizado lo suficiente-, más las de viudedad, orfandad o invalidez, según ha explicado la formación en un comunicado.

«Gracias a este acuerdo, los pensionistas verán incrementadas entre 60 y 100 euros», ha asegurado el diputado de Bildu Iñaki Ruiz de Pinedo, quien ha apuntado a que esta medida protegerá a «los sectores más vulnerables».

«Este incremento supondrá un enorme beneficio para miles y miles de pensionistas, especialmente para las mujeres y personas con invalidez que cobran pensiones de miseria. En una situación de crisis y alza de precios como la actual, estas pensionistas son uno de los sectores más vulnerables a los que proteger», han apuntado desde el partido.

La formación ha explicado su postura en un comunicado, asegurando que el acuerdo contempla que la subida pactada del 15% se incluya en el próximo decreto ley para prorrogar las medidas de respuesta económica a la crisis provocada por la guerra en Ucrania hasta el 31 de diciembre de 2022. Después, los presupuestos generales del Estado determinarán la revalorización de las mismas.

Deducción en el impuesto de sociedades

Además, el Ejecutivo ha incluido, a propuesta de Ciudadanos y del PDeCat, una desgravación en el impuesto de sociedades para las empresas que ofrezcan a sus trabajadores estos planes de pensiones. Las compañías podrán deducirse hasta el 10% de las aportaciones que hagan a favor de los trabajadores que ganen menos de 27.000 euros brutos anuales. Más allá de eso, la deducción será sobre la parte proporcional de las aportaciones que correspondan a una retribución bruta de ese límite.

Por último, y también a propuesta de Ciudadanos, el Gobierno ha aceptado modificar la comisión de control que vigilará estos planes de pensiones. Finalmente los integrantes deberán tener como mínimo 10 años de experiencia en la gestión de fondos de pensiones o planes y no tendrán derecho a veto en determinadas decisiones como primeramente había planteado el Ministerio de Inclusión.

Tras superar esta votación en la Comisión de Trabajo, los nuevos planes de pensiones de empleo irán al Pleno del Congreso, que la semana que viene volverá a votar esta iniciativa. Allí se realizarán algunas modificaciones, ya que el PSOE ha votado por error a favor de subir las cotizaciones máximas, algo que por tanto ha salido adelante, pero se espera que el proyecto de ley se apruebe con los mismos apoyos de este jueves.

Te puede interesar

Comentar ()