Economía

23 detenidos por falsificar 62 identidades para cobrar un millón de euros en ayudas sociales

La trama falsificaba documentos para acreditar falsas identidades y empadronamientos en distintos localidades del País Vasco.

Fue un plan perfectamente ideado y cuyo único fin era estafar al Servicio Vasco de Empleo (Lanbide) para cobrar de modo irregular ayudas sociales. Tras casi un año de investigación, el presunto ideólogo de la operación y sus colaboradores han sido detenidos. En este tiempo, había logrado estafar a la Administración vasca más de un millón de euros en ayudas destinadas a personas y familias sin recursos y tras haber falsificado su identidad hasta en 62 ocasiones.

La operación, llevada a cabo por la brigada de extranjería y fronteras de la Policía Nacional en Bilbao, ha permitido destapar el modus operandi del detenido, un hombre de nacionalidad senegalesa que se valió de otros ciudadanos para llevar a cabo la estafa. Está acusado de presuntos delitos de organización criminal, estafa y falsedad documental. Entre la documentación falsificada, además de pasaportes se encontraron documentos médicos o de empadronamiento con los que acreditar los requisitos establecidos para tener derechos a la Renta de Garantía de Ingresos (RGI).

Con este procedimiento de creación de falsas identidades obtenía además la prestación establecida para el pago del alquiler de vivienda, además de la RGI. De este modo llegó a percibir al mes por cada falso perceptor 857 euros en concepto de ayuda social y 625 para el pago de alquiler. En total, la investigación ha permitido revelar pagos por un total de 1.091.416 euros.

Documentación falsificada

El procedimiento pasaba por obligar a sus colaboradores a presentarse en las oficinas del Servicio Vasco de Salud en distintas localidades como Santurtzi, Durango, Berriz, Getxo o Basauri, portando pasaportes falsos para dar de alta a la persona ficticia creada. Otros colaboradores se dedicaban a alquilar viviendas y a empadronar a las ‘personas’ con falsa identidad en las mismas para cumplir los requisitos para el cobro de las ayudas. También se falsificaban documentos médicos o certificados de realización de cursos de formación a los que también obliga la percepción de la RGI.

Los arrestos ahora dados a conocer se han sucedido en los últimos años. El primero de ellos se produjo a comienzos de año con el arresto de un ciudadano camerunés. A finales de marzo se llevaron a cabo nueve arrestos más entre los que se encontraba el presunto cabecilla de la trama. En los registros de las viviendas se intervinieron 22 pasaportes falsificados, 16 libretas bancarias a nombre de identidades falsas, 17 tarjetas de crédito, 9 teléfonos móviles, un disco duro externo y diversa documentación relacionada con Lanbide. El pasado día 2 se llevaron a cabo otras 13 detenciones. Todos los arrestados son de origen extranjero, de Latinoamérica, el Sahel y el Magreb.

Finalmente los detenidos, tras prestar declaración en la Jefatura Superior de la Policía Nacional de la Calle Gordóniz, han quedado en libertad con cargos, llevando el proceso judicial por los hechos el Juzgado de Instrucción nº 10 de Bilbao.

Te puede interesar

Comentar ()