Economía

Las flotas pesqueras avisan de "ceses de actividad" por el precio disparado de los combustibles

Consideran que el descuento de 20 céntimos por litro no aplaca su situación y genera perjuicios: flotas españolas que faenan en el extranjero no se benefician de él, pero flotas extranjeras en España sí

Barcos amarrados en el puerto de Santoña, el pasado mes de marzo.

Barcos amarrados en el puerto de Santoña, el pasado mes de marzo. EUROPA PRESS

El descuento de 20 céntimos por litro ya no sirve de nada a algunos sectores esenciales, como el de la pesca. Las flotas ya advierten de que sus negocios comienzan a ser insostenibles al actual nivel de precios y compañías de armadores de gran calado, como la de Vigo, han alertado este jueves de «ceses de actividad» a corto plazo por el incremento de los costes energéticos y operativos.

Los armadores vigueses han subrayado que las ayudas al combustible no han aplacado la gran crisis del sector y urgen a tomar nuevas decisiones que eviten la desaparición de las flotas.

A través de un comunicado, las flotas de bajura, altura y gran altura, han alertado de la «grave incidencia» que el alza de precios de combustible tiene en su actividad, y han constatado que la bonificación de 20 céntimos por litro es «insuficiente». Así, y aún con la bonificación, el precio del combustible supera «ampliamente» el límite de rentabilidad.

La situación es más grave para las flotas que operan fuera de España y que no tienen acceso a esa bonificación (mientras que barcos de bandera extranjera pueden beneficiarse de la rebaja si se suministran en puertos españoles).

A esto se suma el «continuo incremento de los costes operativos», como transporte del pescado, pertrechos a larga distancia, precios de los materiales de los aparejos, envases, etc. y la «falta real de aplicación» de los principales apoyos contemplados en el RD Ley 6/2022. Todo ello provoca en el sector, han insistido, «una situación límite que hace valorar potenciales ceses de actividad a corto plazo».

En este escenario, los armadores han solicitado al Gobierno y a los grupos parlamentarios que incorporen al proyecto de Ley de Medidas Urgentes varias medidas: que se prorrogue hasta final de año la bonificación de 20 céntimos y se extienda a toda la flota con bandera española que opera fuera; que puedan beneficiarse también barcos de sociedades mixtas y bandera no española (con vínculos probados con la cadena mar-industria española) en tomas en España; o que los diferenciales por costes de combustible se incluyan en el artículo 34 del proyecto de ley, para subsanar la ausencia de bonificación a los barcos españoles que operan en puertos extranjeros.

También reclaman «que se activen con urgencia los mecanismos recogidos en el artículo 34, para todas las flotas susceptibles de recibirlos, dado el crecimiento imparable de los costes de explotación general», o que las ayudas de ‘mínimos’ se eleven a niveles de otros sectores, y «en ningún caso» sean inferiores a 320.000 euros.

Finalmente, el sector ha advertido de que «los consumidores y la ciudadanía europea no pueden permitirse el lujo de perder un sector esencial, pilar en la soberanía alimentaria en proteína marina saludable y de bajo impacto ambiental», por lo que las autoridades europeas, nacionales y autonómicas «deben aplicar medidas que permitan asegurar su supervivencia y futuro».

Te puede interesar

Comentar ()