Economía | Empresas

Las amenazas del Gobierno a las eléctricas les hacen caer 4.000 millones en bolsa

Interior del Palacio de la Bolsa

Interior del Palacio de la Bolsa EP

Los planes del Gobierno que van contra los intereses del sector energético han golpeado duramente las cotizaciones de las empresas este martes. Las compañías han liderado las pérdidas del Ibex 35 después de que se conociera que el Ejecutivo ha acelerado en sus planes por sacar adelante el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) y el recorte a los beneficios que promueve la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz.

En concreto, las empresas del Ibex 35 han perdido casi 4.000 millones de euros en bolsa, siendo Endesa, Iberdrola y Naturgy las empresas que más han sufrido en su capitalización, en una jornada en la que el rojo ha vuelto a imponerse en el selectivo español.

Endesa ha cerrado la sesión con un -2,71% mientras que Iberdrola ha terminado perdiendo un 2,39%. Acciona se ha sumado al pesimismo inversor y ha concluido la jornada con retrocesos del 2,74. Por su parte, su filial de renovables -que también cotiza en el Ibex 35- ha perdido un 2,20. El sector gasístico no se ha quedado atrás y Naturgy ha cerrado la jornada bursátil con pérdidas de hasta el 2,93. Enagás, por su parte, ha perdido un 2,25%.

La única empresa que se ha salvado de la quema ha sido Repsol que, gracias al encarecimiento del petróleo, sigue revalorizándose sobre el parqué español. En concreto, la empresa ha conseguido subir más de un 1,7%.

Este martes se producía el primer debate en la Comisión Para la Transición Ecológica del Congreso de los Diputados para la aprobación del FNSSE, una ley en la que se pretende trasladar parte de los costes de la factura de la luz a las empresas del sector. La previsión es que esta legislación se vote el próximo 27 de junio, según adelantó El Confidencial, por lo que se trasladaría al Senado inmediatamente para debatir las posibles enmiendas que queden pendientes y que el fondo a las renovables quede aprobado antes de septiembre.

El Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) tiene como objetivo rebajar un 13% la factura de la luz en cinco años tras sacar del recibo el coste de las primas a las energías renovables. El anteproyecto de ley tiene como objetivo frenar la sobre retribución que percibe en el mercado mayorista la generación de energía mediante las centrales eléctricas no emisoras de CO2 (hidráulicas y nucleares) anteriores a 2005, que se traducirá en una reducción de la factura de la luz entre un 4% y un 5%.

Así, las empresas que gestionan las energías fósiles serán las que más sufran con esta medida. El Ejecutivo de Pedro Sánchez pretende sacar de la factura eléctrica un total de 7.000 millones de euros en los próximos cinco años.

En este sentido, Sedigas (patronal de las empresas del sector gasístico) ha recordado que el fondo «tendrá un negativo impacto para los hogares y la actividad industrial al plantear un recorte de la factura eléctrica a costa de un recargo sobre la factura del gas y otros combustibles en un contexto como el actual de elevados precios de la energía».

A su vez, recuerdan que el FNSSE será particularmente lesivo para los consumidores más vulnerables por su carácter regresivo: el impacto mayor se produce en los hogares con menos ingresos, mientras el 10% de los hogares con mayor renta soportarían una carga mucho menor del gravamen

Yolanda Díaz promueve un nuevo impuesto

No es la única noticia que ha sacudido al sector eléctrico. Yolanda Díaz propuso este lunes por la tarde elevar la tasa del impuesto sobre sociedades en 10 puntos a las «grandes empresas energéticas» con el objetivo de elevar la recaudación en entre 1.500 y 2.000 millones de euros.

“Es inaceptable que las grandes empresas energéticas tengan beneficios a costa de la gente. Exigirles una contribución extra es positivo para el conjunto del país», dijo la ministra a través de su red social Twitter.

Te puede interesar

Comentar ()