Economía | Empresas

El 61% de las compras de hoteles en España las ejecutan inversores extranjeros

El segmento urbano supera al vacacional durante el primer semestre y Madrid, Barcelona, Baleares, Costa del Sol y Canarias concentran el 86% de la inversión total

Palladium Hotel Don Carlos en la localidad costera de Santa Eulalia del Río (Ibiza)

Palladium Hotel Don Carlos en la localidad costera de Santa Eulalia del Río (Ibiza) Web Palladium Hotel Don Carlos

El apetito de los inversores internacionales por los activos hoteleros españoles no se detiene. En concreto, acaparan el 61% de las compras en los primeros seis meses del año, según recoge el último informe de la inmobiliaria Colliers.

El primer semestre ha cerrado con 1.521 millones de inversión, un 34,5% más que en el mismo período del año anterior. Se trata de la tercera mejor cifra de la serie histórica, con un total de 68 operaciones entre entre compras de hoteles existentes, edificios para su reconversión a hotel y suelos para desarrollos hoteleros. Estos movimientos afectan a un total de 10.144 habitaciones.

Y buena parte de las transacciones corresponde a inversores foráneos. Entre las operaciones más relevantes, está la compra por parte de Engel & Völkers Venture Management del Hotel 7Pines Ibiza Resort de Sant Josep de sa Talaia por 130 millones de euros; la reciente adquisición del Princesa Plaza de Madrid por parte de la gestora canadiense Brookfield; o la adquisición por Round Hill del Faranda Florida Norte, también en la capital española.

Por su parte, las socimis han realizado compras por valor de 84 millones de euros. Aunque antes eran más activas, ahora suponen menos de un 6% del total de la inversión. La compra de un edificio por parte de Millenium en el centro de Madrid, o la compra del Senator Barcelona Spa por Atom son algunos ejemplos.

El balance global de inversión en los últimos doce meses, desde junio de 2021, refleja una dinámica todavía más activa, con 3.578 millones. «Este hecho pone de manifiesto la recuperación de la confianza en el sector hotelero español experimentado por los inversores, así como el alto apetito y la liquidez existente en los mercados», señala el informe rubricado por Laura Hernando.

Por zonas, los inversores siguen decantándose por los destinos más prime, que serán los que primero y más fuerte se recuperen totalmente tras el golpe del coronavirus al sector. Precisamente, la crisis sanitaria ha sacado al mercado activos que, de nos ser por la pandemia, nunca habrían estado en venta. Según el informe de Colliers, el 86% de la inversión total se concentra en destinos como Madrid (29%), Barcelona (15%), Baleares (19%), Costa del Sol (13%) y Canarias (12%), con un total de 1.302 millones de euros.

Sólo Madrid y la Costa del Sol crecen en inversión respecto al mismo período del año anterior. La capital de España lidera la clasificación, con 443 millones de euros repartidos en nueve operaciones. La ciudad condal, en cambio, se queda en 220 millones de euros repartidos en seis transacciones. De hecho, la inversión en el segmento urbano ha superado al vacacional, con un 57,4% de inversión frente a un 42,6%.  

Las cadenas ralentizan las ventas

En cuanto al perfil de los vendedores de los activos, los inversores internaciones también son grandes protagonistas en términos de volumen. En total, el 35% de las desinversiones corresponden a ellos, con 528 millones de euros, 11 hoteles y casi 2.000 habitaciones. En cambio, los inversores españoles han ejecutado 34 operaciones por 501 millones y 4.549 habitaciones.

Asimismo, las cadenas hoteleras «han mantenido un papel notable» aunque ha bajado el ritmo al que se desprendían de activos para generar liquidez durante lo más duro de la pandemia. En total, han sumado 19 operaciones (2.909 habitaciones) por un valor de 418 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone el 27% de la inversión total. Entre otras, destacan operaciones por parte del grupo Faranda del hotel Florida Norteo y la venta del hotel Palladium Don Carlos de Ibiza a los fondos Stoneweg y Bain Capital.

Las operaciones de cartera se mantienen en línea con lo registrado el año anterior. Destacan algunas como la llevada a cabo por Eurazeo junto al fondo soberano canadiense PSP Investments, con la compra a El Corte Inglés y Palladium de la cadena hotelera Ayre por 135 millones de euros. También la venta de un portfolio de tres hoteles de Principal al fondo americano Invesco. Los primeros, se hacen con cinco hoteles, y cerca de 800 habitaciones, en Barcelona, Madrid, Córdoba y Oviedo, así como un solar en Oporto (Portugal), mientras que los segundos adquieren el Occidental Barcelona 1929 además del Vincci Selección Posada del Patio de Málaga.

La inmobiliaria destaca que, a pesar de la buena posición de España en la recuperación del turismo tras la pandemia, sigue habiendo ciertos interrogantes que podrían condicionar el futuro más inmediato del negocio. Por un lado, cómo afectará a la demanda las repercusiones económicas de la guerra de Ucrania. Por otro, el impacto de la subida de costes en los márgenes operativos de los hoteles. Tampoco se pierde de vista el aumento del coste de la financiación derivado de una posible subida de los tipos de interés.

«A pesar de la ralentización de la actividad inversora que viviremos en los próximos meses las perspectivas para el conjunto de 2022
siguen siendo positivas», abunda el informe. «Los excelentes fundamentales del sector turístico español, el exceso de liquidez existente en el mercado y el fuerte apetito inversor, continuarán actuando como soportes de la inversión en el sector hotelero», concluye. Actualmente hay un número de operaciones en proceso de venta valoradas en aproximadamente 1.800 millones de euros.

Te puede interesar

Comentar ()