Economía | Empresas

El Gobierno sopesa relegar a Murtra de Indra tras el escándalo de los consejeros independientes

La compañía perfila los cambios en el consejo de administración a finales de octubre

El presidente de Indra, Marc Murtra | Foto: Indra

El presidente de Indra, Marc Murtra | Foto: Indra

El Gobierno dibuja un nuevo horizonte en Indra sin Marc Murtra. Según detallan fuentes conocedoras de la situación, el futuro del presidente no ejecutivo no está del todo claro en la compañía después de la polémica marcha de los consejeros independientes hace poco más de un mes.

Según indican las mismas voces, la Sepi, empresa pública y que tiene una participación mayoritaria en Indra, considera amortizada la estancia de Marc Murtra en Indra. La sociedad estatal entiende que la tecnológica ha “sufrido un daño reputacional considerable” y que es necesario un cambio visible.

Las fuentes consultadas remarcan que el Ejecutivo de Pedro Sánchez cree que una hipotética marcha de Marc Murtra supondrá una nueva etapa en Indra, marcada por la inestabilidad institucional y reputacional. No obstante, según ha podido saber este periódico, la toma de la decisión final no se tomará, una vez que se complete el consejo de administración, incompleto hasta que se produzcan los nuevos nombramientos.

La empresa cotizada se comprometió a recomponer el máximo órgano ejecutivo antes del 30 de octubre ya que, por ahora, Indra incumple el Código de Buen Gobierno al no tener consejeros independientes. No será, por tanto, hasta esta fecha hasta que no se tome una decisión consensuada por parte de los grandes accionistas del rol de Marc Murtra dentro de la sociedad.

La compañía, por su parte, se ajusta a los últimos Hechos Relevantes emitidos y explican que en la “actualidad se encuentra reconstruyendo su consejo de administración”, tal y como se aprobó en la junta extraordinaria convocada por Indra.

Marc Murtra cambió su rol

El presidente no ejecutivo ya quiso transmitir calma y estabilidad dentro de Indra en plena salida de los consejeros independientes díscolos a la gestión de los últimos meses y a su voto de calidad con el que podría desempatar en una decisión frente a una mayoría de independientes.

Este paso lo dio el mismo día en el que presentó su dimisión Ignacio Martín, único miembro del consejo que quedaba del mandato de Abril-Martorell. No obstante, el directivo se comprometió a quedarse dentro de Indra hasta que se completara la elección de los consejeros independientes.

La entrada de Amber Capital en el accionariado de Indra, con la ayuda de la Sepi y de la Sapa, está siendo investigada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Compañía y supervisor han estado en permanente contacto para iniciar una investigación y conocer si el Gobierno, a través de la Sepi, han incumplido la legalidad dentro de una empresa regulada.

El organismo investiga si la Sepi debería lanzar una opa obligatoria por acción concertada, después de, en teoría, haber actuado con Amber Capital y Sepa para expulsar a los consejeros contrarios a la gestión de la empresa pública dentro de Indra.

Más de un año al frente

Fue el 27 de mayo de 2021 cuando Marc Murtra aterrizó en Indra para ser nombrado como presidente no ejecutivo de Indra. El directivo ocupó anteriormente varios cargos en consejos de administración a lo largo de su carrera como es el caso de Paradores de Turismo de España, Red.es, Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) o Gordoning.

No obstante, la falta de poder dentro de la compañía hizo que su relación con los consejeros delegados (Cristina Ruiz e Ignacio Mataix) fuera nula, provocando una crisis interna dentro de la tecnológica.

El pasado abril Cristina Ruiz presentó la dimisión irrevocable de sus funciones, después de no compartir las líneas estratégicas de Mataix ni de compartir el perfil de Murtra que, mantenía un pulso con los mandos ejecutivos.

Caída en Bolsa

La inestabilidad en la que se encuentra inmersa Indra provocó que los inversores huyeran de la compañía. Desde que se conociera la irrupción de Amber Capital, propiedad del máximo accionista de Prisa, las acciones han perdido casi un 20% de su valor.

En concreto, los títulos de la empresa que cotiza en el Ibex 35 tienen un valor de 8,92 euros. La capitalización de la compañía roza los 1.580 millones de euros, lejos de los 2.000 millones de euros que tenía a principios de junio.

En este sentido, Renta 4 explicó a sus clientes que desde que se cambiaron las piezas dentro del accionariado se «abre una etapa de incertidumbre en torno a Indra y a la evolución de su cotización” . UBS informó a sus que existe «riesgo sobre la gobernabilidad puede persistir por algún tiempo» en la compañía.

Te puede interesar

Comentar ()