Economía | Empresas

El 'milagro' de Laporta: el Barça activa sus palancas en fichajes hipotecando su futuro económico

El club catalán es la gran sensación del mercado tras las incorporaciones de Koundé, Lewandowski o Raphinha

Joan Laporta, presidente del Barcelona.

Joan Laporta, presidente del Barcelona. EP

Pocas veces una palabra ha causado tanta expectación. Joan Laporta y Javier Tebas han repetido en las últimas semanas la palabra palanca hasta la saciedad. El Fútbol Club Barcelona ha estado en una situación crítica económica, llegando incluso a estar a un paso de pasar a la quiebra técnica.

Con la elección del nuevo presidente del Barcelona, el nuevo equipo económico del club destapó que las arcas estaban mucho peor de lo que estaban y tuvieron que acometer unas de las mayores reestructuraciones que se recuerdan en la historia del fútbol. El pasado verano, el Barça tenía un patrimonio neto negativo de 451 millones de euros y un fondo de maniobra negativo de 551 millones de euros.

Laporta y sus hombres de confianza acordaron con los futbolistas rebajas salariales históricas. A partir de ahí, la junta directiva se puso manos a la obra para poder revertir la situación y poder ofrecerle a Xavi una plantilla a la altura de las expectativas.

Durante todos estos meses, Laporta ha diseñado un plan que pasa por vender parte de sus activos durante varios años a un tercero para que los explote. Una suerte de alquiler de sus propiedades para tener dinero y así poder acometer fichajes. Antes, el Barça refinanció su deuda y consiguió otros 600 millones de euros gracias al acuerdo con Goldman Sachs.

El Barcelona ha vendido, por una parte, el 25% de sus derechos televisivos a Sixth Street durante los próximos 25 años por un importe de 600 millones de euros. De no haber llegado al acuerdo, la entidad culé se hubiera asegurado 1.000 millones en este plazo, pero el gran problema de Laporta es que necesitaba a toda costa liquidez. Es decir, renuncia a 400 millones para poder contar con 600.

Joan Laporta firmó esta operación en dos fases. La primera en una venta del 10% y la segunda en el 15%. De no haberlo vendido el segundo paquete, el Barça hubiera cerrado el ejercicio en pérdidas, maniatando así las inversiones en fichajes puesto que LaLiga le hubiera puesto la famosa regla del 1/4 por la que si sobrepasa el límite salarial, por cada cuatro euros de ahorro solo se puede gastar uno.

Además, el Barcelona cerró un importante acuerdo de patrocinio con Spotify. Como socio principal, la app musical aparecerá a partir de esta temporada 2022/23 y durante los 4 años siguientes como main sponsor de las camisetas de fútbol masculinas y femeninas, y también en las equipaciones de entrenamiento de ambos equipos durante los próximos 3 años. Además, el estadio se llamará Spotify Camp Nou hasta 2035. Por este pacto, el club recibirá 435 millones de euros.

Tebas da el visto bueno

Javier Tebas, recientemente, resumió a la perfección por qué el Barcelona puede fichar. “Ha vendido el 10% de sus derechos audiovisuales por 207 millones de euros. Luego ha aumentado esa parte a un 25% que creo que les supone unos 350 más. Eso ya serían 500 millones de euros y creo que aún tienen otra tercera palanca de otros 200. Con esto y si dan salida a algunos jugadores es lo que explica esa posibilidad de fichar. Han podido vender activos, que era algo que tenían que hacer, y reducir salarios; es lo que les permite fichar», dijo.

Esto no quiere decir que el Barcelona ya tenga todos los deberes. Ahora debe dar salida a jugadores para aligerar masa salarial puesto que, a pesar de que ya puede hacer inversiones con normalidad en la plantilla, sigue teniendo problemas con los sueldos. De hecho, y a pesar de anunciar a Koundé, Lewandowski, etc., no los ha inscrito en LaLiga.

De momento, lleva gastados alrededor de 153 millones fijos más 24 en variables que podrían hacer un total de 177. Sólo con los 153 fijos el Barça ya es el equipo que más ha gastado en fichajes, con un balance negativo de 130 millones puesto que sólo ha ingresado 20 millones por la venta de Coutinho y tres por la cesión de Trincao.

Con todo, el Barcelona puede sacar pecho por la gestión económica ya que ha conseguido activar mecanismos que le han hecho poder movilizar una gran cantidad de dinero para poder reforzar la plantilla. Otra cosa es lo que le venga en el futuro. Al ceder sus derechos, la entidad perderá músculo financiero en las próximas décadas por lo que deberá buscar nuevos acuerdos que le hagan suplir la falta de ingresos tras vender parte de su facturación por la televisión.

Te puede interesar

Comentar ()