Economía

Los trabajadores del sector financiero sufren el mayor recorte salarial

A pesar de que su salario medio ha caído un 3,5% en comparación al año anterior y un 20% en el trimestre, sigue siendo el segundo colectivo que más gana

Calle de bancos en España

Calle de bancos en España

Los trabajadores del sector financiero son los que han sufrido el mayor recorte salarial en el segundo trimestre del año. Los empleados de actividades financieras y seguros registraron de abril a junio un coste salarial de 4.085 euros mensuales, lo que supone una caída del 3,5% respecto al mismo trimestre del año anterior. Pero es más profunda la caída que sufren estos trabajadores en comparación con el primer trimestre, que es del 19,5%.

Según los datos de la Encuesta Trimestral del Coste Laboral del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el segundo trimestre de 2021, este colectivo tenía un salario medio de 4.234 euros al mes. Una cifra que aumentó en el primer trimestre del año, este colectivo tenía un salario medio de 5.094,38 euros, lo que supone un aumento del 20% respecto a la cifra anterior, por ello la caída en este segundo trimestre ha sido más pronunciada.

A pesar de registrar la mayor caída interanual, los trabajadores del sector financiero y seguros son el segundo colectivo con mayor salario, solo superado por los empleados del sector de suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado. En este sector, los empleados tienen un salario medio de 5.978 euros al mes, un 6,5% más que hace un año y solo 5 euros más que a principios de año.

Estos datos son medias, es decir, no todos los trabajadores del sector cobran este salario. La caída intertrimestral se podría explicar porque en este segundo trimestre el número de empleados ha aumentado un 2,9% hasta los 471.300. Sin embargo, la pérdida de salario anual es por otras razones, ya que según los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, en un año el sector de actividades financieras y de seguros ha perdido a 13.100 empleados.

Imagen de la evolución de los salarios de los trabajadores de actividades financieras y de seguros

Estos datos coinciden con la petición por parte de los sindicatos de CCOO, UGT y Fine de abrir el convenio que está firmado hasta 2024 para negociar una subida salarial debido a la pérdida de poder adquisitivo por la subida de la inflación. Por el momento no hay muchos avances.

Los representantes de los trabajadores de las antiguas cajas de ahorro se reunieron la semana pasada con la patronal CECA, pero el encuentro terminó sin llegar a ningún acuerdo, por lo que volverán a verse el 4 de octubre. Los trabajadores de la banca están dispuestos a negociar su salario con una fórmula que no sea el IPC, pero denuncian que no ha habido respuesta a ninguno de sus planteamientos. Si no hay avances, no descartan movilizaciones.

Por otro lado, los sindicatos de los bancos tuvieron su reunión con su patronal, la Asociación Española de Banca (AEB), en la que sí que hubo algún avance. «AEB ha mostrado su disposición a buscar soluciones a los planteamientos que CCOO, UGT y Fine les expusimos en anteriores reuniones», señalaron en un comunicado.

En los dos casos, las peticiones se basan en la recuperación salarial de 2021; en cláusulas de revisión salarial para 2022 y 2023 y revisión de dietas, kilometrajes y teletrabajo. Además, piden que no haya compensación ni absorción.

De vuelta a los salarios, la actividad que registró la subida más importante fue la hostería, que el salario aumentó un 40,3% en el segundo trimestre de 2022 respecto al mismo periodo del año anterior. Una media más alta que se debe, en gran medida, al fin de las restricciones provocadas por la pandemia.

El coste laboral por trabajador y mes alcanza los 2.871,64 euros en el segundo trimestre de 2022, lo que supone un aumento del 3,8% respecto al mismo periodo del año anterior. Este incremento se debe al mayor número de horas efectivamente trabajadas este trimestre. A su vez, esto es consecuencia de la disminución del número de horas no trabajadas debido al número de fiestas disfrutadas y, especialmente, al descenso en las horas no trabajadas por razones técnicas, económicas, organizativas, de producción y/o fuerza mayor –incluye el tiempo no trabajado de los trabajadores afectados por ERTE–, que compensan el aumento de las horas no trabajadas por vacaciones, bajas por incapacidad laboral y resto de causas.

Te puede interesar

Comentar ()