Economía

Las productoras de hidrógeno verde aprovechan la guerra de Putin para acelerar: "Es una oportunidad"

Industria y transporte se destacan como los principales sectores destinatarios del hidrógeno como fuente de energía

NANTES (Francia)
Primera planta productora de hidrógeno verde en alta mar del mundo, en Saint-Nazaire (Francia)

Primera planta productora de hidrógeno verde en alta mar del mundo, en Saint-Nazaire (Francia) Lhyfe

La carrera por el suministro de hidrógeno verde en Europa se encuentra en plena efervescencia. Los agentes luchan por obtener la mejor posición de salida en una contienda cuyo semáforo en verde descuenta años cada día que pasa. La volatilidad del precio del gas consecuencia de la guerra de Putin en Ucrania acerca los valores de la fuente de energía fósil a la referencia renovable del hidrógeno verde: «Este coste tan alto hace que la brecha con el hidrógeno verde sea cada vez menor y que se postule como una alternativa real para un plazo menor al esperado. Es una oportunidad», señalan fuentes de Lhyfe a El Independiente en la inauguración de ‘Sealhyfe‘, la primera planta de producción de hidrógeno verde en alta mar del mundo, en el puerto marítimo de Saint-Nazaire (Francia).

Lhyfe, fundada en 2017 en Nantes (Francia), produce y suministra hidrógeno verde para movilidad e industria. La compañía francesa consiguió en 2021 ser el primer operador en Europa en crear hidrógeno verde a escala industrial, así como el primero del mundo en obtener hidrógneo verde a escala industrial a partir de energía eólica. El pasado viernes el hito mencionado de ‘Sealhyfe’, lo que pretende allanar el camino hacia un nuevo paradigma energético. «Creemos que podemos estar entre los cinco principales productores de hidrógeno verde en Europa», apunta desde Lhyfe, quienes cifran en «un importante porcentaje» su trozo de pastel en lo que a hidrógeno verde europeo se refiere.

El crecimiento de la empresa francesa va de la mano con el cumplimiento de sus metas: en cinco años han multiplicado por 100 su plantilla y de los 140 trabajadores, 100 operan en Francia y 40 fuera. Lhyfe se prepara para desplegar sus soluciones en toda Europa y está convencida del papel central que debe desempeñar el mar en la masificación de la producción de hidrógeno verde. Desde Lhyfe aseguran que la producción de hidrógeno mediante turbinas eólicas marinas «permitirá a todos los países con costa acceder a hidrógeno verde renovable, producido localmente y en cantidades industriales». La condición geográfica de España la pone bajo el foco de Lhyfe, impulsor de la producción de hidrógeno verde en una plataforma flotante conectada a una turbina eólica también flotante. «Actualmente hay cinco personas dedicadas a proyectos en España, donde pronto instalaremos oficinas. Hemos puesto los ojos en Canarias, donde las condiciones del mar pueden ser interesantes para nosotros», indican las fuentes consultadas.

Producir hidrógeno verde en el mar

‘Sealhyfe’ inicia un periodo experimental de 18 meses en el muelle de la costa de Le Croisic. Lhyfe pretende demostrar la posibilidad de producir hidrógeno verde en el mar con el objetivo de «dejar a nuestros hijos un planeta más respirable», tal y como destacó a pie de la plataforma durante su inauguración Matthieu Guesné, presidente y director general y fundador de Lhyfe. El reto responde a la posición del hidrógeno como pilar fundamental en la transición energética, ya que cuenta con los fuertes del petróleo y el gas pero esquiva sus flaquezas. El hidrógeno «es una alternativa real a sustituir varios de los usos de los combustibles fósiles, por ejemplo, porque produce tres veces más energía que los derivados del petróleo», explican desde Lhyfe. A su vez, la compañía ensalza su utilidad para transportes y movilidad así como para industrias; «el hidrógeno es capaz de reducir un 30% de esas emisiones».

Primera planta productora de hidrógeno verde en alta mar del mundo, en Saint-Nazaire (Francia)
  • Compartir
Primera planta productora de hidrógeno verde en alta mar del mundo, en Saint-Nazaire (Francia) | LHYFE

Esta fuente de energía que acapara la atención de los grandes agentes del mercado no aparece en su forma más pura, por lo que hay que separarlo con otra molécula, lo que define qué tipo de hidrógeno es. Según Lhyfe el 95% del hidrógeno procede de combustibles fósiles, por lo que su utilización «sólo hace que aplazar el problema». La alternativa del hidrógeno verde de Lhyfe utiliza la tensión eléctrica de la turbina eólica flotante, bombea, desala y purifica el agua de mar y rompe las moléculas de agua mediante electrólisis. La plataforma tendrá que manejar los movimientos del oleaje, soportar el estrés ambiental y funcionar de manera totálmente autónoma, sin la intervención física de un operario, salvo en los periodos de mantenimiento programados.

El proyecto se ha apoyado en las instalaciones del primer centro europe de pruebas multitecnológicas en alta mar, el SEM-REV, mientras que se ha beneficiado del trabajo de Chantiers de l´atlantique, GEPS TECHNO, EIFFAGE ENERGIE SYSTÈMES, el puerto de Saint Nazaire y KRAKEN SUBSEA SOLUTIONS. Asimismo, el electrolizador ha sido provisto y optimizado por Plug Power. Al finalizar el piloto, Lhyfe contará con una información suficiente para el diseño de sistemas de producción de hidrógeno verde en alta mar, para así desplegar una estrategia europea cuyos plazos ganan tiempo a las previsiones.

Te puede interesar

Comentar ()