El Gobierno ahora cree que la economía española crecerá un 2,1% el próximo año, seis décimas menos de lo previsto, y que este año avanzará una décima más de lo esperado hasta la fecha, un 4,4%. Así lo ha asegurado la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, a su entrada al Eurogrupo este lunes en Luxemburgo, según ha publicado Europa Press.

El recorte en sus previsiones macro tiene que ver con el análisis que el Gobierno hace de los datos de la «actividad económica, los ingresos fiscales, la evolución del mercado de trabajo y de la inversión», ha justificado Calviño. También ha insistido en que aunque el cambio suponga crecer más de medio punto menos de lo previsto, «estaría por encima de los países más importantes en nuestro entorno y en la media de la UE».

De cara al crecimiento de este año, desde Moncloa mantienen que la fuerte actividad, el buen ritmo de los ingresos y la creación de empleo permiten mantener ese avance del producto interior bruto (PIB) de este año. Desde principios de año el Ejecutivo estima que la economía crecerá un 4,3% este año (ahora, un 4,4%) , hasta el 2,7%, en un contexto de elevada incertidumbre por el impacto de la guerra en Ucrania y la escalada de precios, especialmente los de la energía.

En abril, sin embargo, creían que la economía crecería un 3,5%, muy por encima de la cifra esperada ahora. Lo que el Gobierno nunca recoge en sus previsiones macroeconómicas, y lo que tampoco ha comentado Calviño en esta ocasión, es cuánto avanzará la inflación en el conjunto de este año y del próximo.

PSOE y Podemos ultiman la redacción de los presupuestos

La ministra no ha dado más detalles sobre la redacción de los presupuestos, que Podemos y PSOE están ultimando este lunes. «Estamos dando los últimos retoques y espero que en breve podamos tener ese proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 que, efectivamente, será la base del plan presupuestario que enviaremos a Bruselas antes del 15 de octubre», ha añadido Calviño.

La mayoría de organismos nacionales e internacionales están revisando a la baja sus previsiones de España para 2023 y sitúan el crecimiento en el entorno del 2%. De hecho, en un contexto de incertidumbre como el actual, las últimas previsiones de Consensus Forecasts, correspondientes al mes de septiembre, proyectan un crecimiento en España del 4,3% para 2022, estable respecto al mes de junio, y del 1,6% en 2023 (frente al 3% previsto en junio).