Economía

La caída de Credit Suisse provocaría turbulencias en el sistema financiero europeo

Credit Suisse

Credit Suisse

El sector financiero europeo se ha puesto el salvavidas de nuevo. La crisis que está viviendo Credit Suisse por su viabilidad económica y las dudas del plan estratégico que presentará el próximo 27 de octubre está haciendo que el mercado se empiece a proteger antes de la tormenta total. La posible caída del banco suizo provocaría turbulencias en el sistema financiero europeo. La sombra de Lehman Brothers y sus consecuencias aún están presentes.

Ismael de la Cruz, analista de Investing.com, asegura que la situación es una situación preocupante, pero, “seguramente, el Banco de Suiza no lo deje caer”. De hecho, apunta a que podría suceder algo similar a lo acontecido con UBS, el mayor banco del país que el Gobierno lo recapitalizó y la entidad se reestructuró. Jesús Reglero, profesor de OBS Business School y socio de RS Corporate, explica que si nos ponemos en un escenario “horrible” y el banco quiebra, el Banco Central Suizo tendrá que decidir si lo rescata o no. “Si ocurre lo primero, el organismo tendrá que poner todo el dinero. Si no lo rescata habrá un Lehman Brothers”, añade.

El banco necesitaría recaudar unos 4.000 millones de dólares de capital. Su ratio de capital del 13,5% implica que el balance del banco sigue siendo fiable. “Que el banco caiga es posible pero en estos momentos es poco probable”, apunta De la Cruz. No obstante, el profesor matiza que una de las principales diferencias es que en Credit Suisse hay muchos ahorradores, porque es un banco comercial y Lehman Brothers no lo era. De la Cruz sí puntualiza que las consecuencias de dejar caer al banco suizo serían similares a las de Lehman Brother, “pero con menor intensidad”. Tal y como afirma el analista: “Se crearían turbulencias en el mercado, concretamente en el sector financiero”.

El banco presenta su plan estratégico el 27 de octubre y el mercado espera venta de activos o ampliación de capital

A pesar de esto, el analista Ismael de la Cruz asegura con rotundidad que no es comparable la situación de crisis financiera de 2008 con la actual. “En aquella ocasión estaba de por medio el tema inmobiliario y eran muchas las entidades las que estaban dentro de esa vorágine”, explica. Además, los ratios de los bancos en aquella situación eran peores.

Jesús Reglero, por su parte, tampoco cree que vaya a ser similar. “Si va a repetirse esa situación es que no nos creemos ni lo que nos dice el banco, ni los organismo, ni el equipo gestor”, comenta. Para el profesor el problema es que ahí hay mucho ruido porque el banco cotiza en bolsa y los accionistas y los medios se fijan más en ello: “Lo que puede estar más o menos fundamentado”.

Su plan estratégico

El próximo 27 de octubre, Credit Suisse presentará su nuevo plan estratégico. Una hoja de ruta con la que quiere disipar cualquier duda de su futuro y de su viabilidad. En lo que llevamos de año, la entidad suiza acumula una caída en bolsa de casi el 50%, es decir, su valor es la mitad que cuando acabó el 2021. Ante esta situación, el analista de investing.com apunta a una una posible ampliación de capital para hacer frente a una profunda reestructuración del negocio.

De la Cruz tampoco descarta la venta de activos para lograr una inyección de dinero que evite la caída del banco. “Lo normal sería asistir a una venta de activos para ganar tiempo y luego proceder a una ampliación de capital”, indica el experto. Para Ismael de la Cruz, entre la venta de activos podría estar su negocio LatAm Wealth, excluyendo Brasil, así como recortar su plantilla en unos 5.000 puestos de trabajo.

Jesús Reglero insiste en pensar que en un país “hiper desarrollado” como es Suiza va a quebrar un banco es un poco atrevido. Por ello, el profesor señala que en el plan estratégico de la entidad se explicará lo que van a hacer para tapar el posible agujero que tenga. Reglero confía en que hablen de ampliaciones de capital y de venta de activos “para calmar la situación”. Sin embargo, no sabe si será suficiente para calmar al mercado, ya que “se ha convertido en un arma de doble filo, porque hay gente a la que le interesa que Credit Suisse baje”.

Te puede interesar

Comentar ()