Economía

Credit Suisse se desploma tras anunciar una ampliación de capital de 4.000 millones y el recorte de 9.000 empleos

El segundo mayor banco de Suiza quiere encauzar con este plan sus graves problemas estratégicos

Sede de Credit Suisse en Zurich.

Sede de Credit Suisse en Zurich.

Credit Suisse ha anunciado este jueves su plan de recuperación que incluye una “reestructuración radical” de su banca de inversión y dos ampliaciones de capital por 4.020 millones de euros mediante la emisión de nuevas acciones.

En esta operación, adelantó la entidad de Zúrich, ya ha logrado el compromiso del Saudi National Bank para adquirir el 9,9 % del capital social de Credit Suisse con un compromiso de hasta 1.500 millones de francos (1.510 millones de euros).

En lo que va de año Credit Suisse ha perdido más de la mitad de su valor en la Bolsa de Zúrich: si empezaba el año con la acción a 9 francos, actualmente está en menos de 5, habiendo caído incluso a un mínimo histórico de 3,83 francos el pasado 29 de septiembre, cuando los rumores sobre un negro futuro del banco arreciaban. Este jueves, la acción se desploma un 12%

Una primera ampliación de capital, por 1.850 millones de francos (1.860 millones de euros) y en la que está comprometida la banca saudí, será sometida a votación en una asamblea extraordinaria que se celebrará el 23 de noviembre.

La segunda, sin necesidad de votación, estará abierta a los actuales accionistas de Credit Suisse y con ella se espera recaudar los 2.150 millones de francos restantes (2.160 millones de euros), una cifra que se ampliaría a los mencionados 4.000 millones de francos si la primera emisión de acciones no es aprobada en asamblea.

El segundo mayor banco de Suiza, con graves problemas financieros y de imagen en los últimos años, ha registrado pérdidas de 5.900 millones de francos suizos (5.930 millones de euros) de enero a septiembre.

El plan de reestructuración incluye por otro lado el objetivo de reducir un 15 % los costos de la entidad (unos 2.500 millones de francos o 2.510 millones de euros menos) para que en 2023 se reduzcan a 15.800 millones de francos y en 2025 a 14.500 millones de francos (14.600 millones de euros).

Como parte de la reestructuración de la banca de inversión, responsable de buena parte de las pérdidas de Credit Suisse en los últimos años, se creará una unidad de eliminación de pérdidas, y nacerá un banco asociado para mercados de capitales, el CS First Boston.

En el negocio de productos titulizados, Credit Suisse anunció la transferencia de «una importante parte» de estas actividades a la firma neoyorquina Apollo Global Management, con el fin de convertir su banca de inversión a un modelo «más estable, menos intensivo en capital y más centrado en el asesoramiento».

Credit Suisse reportó en 2021 fuertes pérdidas de 1.572 millones de francos suizos (1.580 millones de euros) debidas fundamentalmente por su exposición al desplome de dos firmas en las que participaba, el fondo de cobertura estadounidense Archegos y la firma angloaustraliana de servicios financieros Greensill Capital.

El plan anunciado hoy, tras fuertes presiones del mercado y numerosos rumores sobre el futuro del banco difundidos por la prensa especializada, es, según destacó el presidente de la entidad, Axel Lehmann, «una estrategia radical y un claro programa de ejecución para crear un banco más fuerte, resiliente y eficiente».

«Durante 166 años Credit Suisse ha construido una marca poderosa y respetada, pero reconocemos que en los últimos años nos hemos desenfocado», ha afirmado en declaraciones publicadas en el plan estratégico.

El consejero delegado Ulrich Körner añadió que «reestructuraremos radicalmente la banca de inversión para ayudar a crear un banco más simple, estable y con un modelo de negocios mejor enfocado en las necesidades de los clientes».

Asimismo, Credit Suisse ha anunciado que recortará su plantilla en el equivalente a 9.000 puestos de trabajo a tiempo completo, equivalentes al 17% de su fuerza total, como parte de su plan de reestructuración y saneamiento.

El objetivo es reducir la plantilla del banco de Zúrich de los 52.000 puestos equivalentes de trabajo completo actuales a 43.000 en 2025, indicó la entidad en el esperado plan de reestructuración anunciado hoy, que también incluye ampliaciones de capital y una total transformación de su problemática banca de inversión.

Credit Suisse indicó que este trimestre ya ha comenzado esta reducción de plantilla, con una salida inicial del equivalente a 2.700 puestos de trabajo completo.

El recorte forma parte del plan de reducción de costes de la firma, que quiere bajar en un 15% hasta que descienda en 2025 a 14.500 millones de francos suizos (14.600 millones de euros).

Te puede interesar

Comentar ()