Economía

Lagarde (BCE) reconoce que hay una desaceleración económica en marcha

Christine Lagarde, presidenta del BCE

Christine Lagarde, presidenta del BCE Europa Press

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, ha reconocido en la rueda de prensa de la reunión de política monetaria que hay una desaceleración económica “claramente en marcha”, aunque ha matizado que ven fortaleza en el mercado laboral y apoyo fiscal de los gobiernos. Los signos de recesión no han impedido que el BCE haya vuelto a subir los tipos en 75 puntos básicos para frenar la inflación (9,9%). «Los datos confirman que los riesgos para el crecimiento son elevados, especialmente por el impacto de la guerra en Ucrania», ha afirmado Christine Lagarde.

Asimismo, el Consejo de Gobierno del organismo ha dejado claro que en las próximas reuniones volverá a subir los tipos para conseguir ese objetivo del 2% en la inflación a medio plazo. En el comunicado, han dejado claro que habrá más subidas en las próximas reuniones. Sin embargo, en la rueda de prensa, Lagarde ha señalado que no está definido cuántas subidas ni de cuánta cantidad.

En este sentido, Lagarde ha explicado que el Consejo de Gobierno tendrá en cuenta tres factores, señalando en primer lugar la perspectiva de inflación, incluyendo la evolución de la economía y la probabilidad de una recesión en la zona euro, así como, en segundo lugar, las medidas adoptadas hasta la fecha por la institución y en tercer lugar el decalaje en la transmisión de la política monetaria.

La presidenta ha evitado dar una previsión sobre las próximas subidas porque ha asegurado que no es el momento, ya que considera que hay una elevada incertidumbre sobre las previsiones. «No puedo decir a qué ritmo ni hasta dónde subirán los tipos», ha reiterado Lagarde ante las preguntas de los periodistas.

«Tenemos que hacer lo que tenemos que hacer. Nuestro mandato es la estabilidad de precios», ha asegurado Lagarde en respuesta a las críticas vertidas por algunos líderes políticos recientemente. «¿Eso quiere decir que somos ajenos al riesgo de recesión? Obviamente no», ha reconocido, aunque ha recomendado también a los gobiernos que las medidas de apoyo fiscal para proteger a la economía del impacto de los altos precios de la energía deben ser temporales y dirigidas a los más vulnerables.

Lo que sí ha confirmado Lagarde es que los principios sobre la reducción del balance del BCE se discutirán y se decidirán en la reunión del próximo mes de diciembre con antelación a cualquier implementación. Lagarde: «Decidiremos sobre los programas de compra de activos en diciembre», de hecho, ha explicado que no han debatido sobre la reducción del programa de compra de activos de forma deliberada, porque “lo haremos en diciembre, cuando daremos más detalles sobre los plazos y las medidas que tomaremos”.

Te puede interesar

Comentar ()