Economía | Empresas

El Corte Inglés, Carrefour o Ikea encaran el nuevo convenio con petición de subidas salariales históricas

Las peticiones de los sindicatos superan para el conjunto del período el 18% de aumento de sueldos, mientras las empresas dicen estar sufriendo fuertes incrementos de costes

Edificio de El Corte Inglés en Castellana (Madrid).

Edificio de El Corte Inglés en Castellana (Madrid). ECI

La entrada de 2023 estará marcado para la gran distribución por la negociación para alcanzar un nuevo convenio colectivo que afecta a unos 235.000 empleados en toda España de grandes superficies como El Corte Inglés, Carrefour o Ikea. En el actual contexto de inflación, los sindicatos mayoritarios en este tipo de compañías han anunciado su intención de reclamar fuertes subidas salariales, que podrían alcanzar el 19% en los cuatro próximos años durante los que estará vigente el convenio.

Fetico, mayoritario en el sector, ya ha trasladado formalmente a la Asociación Nacional Grandes de Empresas de Distribución (Anged) la intención de sentarse a negociar el nuevo texto, así como al resto de sindicatos representativos como Fasga, UGT y Comisiones Obreras para formar la mesa de negociación.

No será hasta el mes de enero como mínimo cuando las partes se sienten, una vez que decaiga la vigencia del actual convenio el 31 de diciembre. En marzo de 2021 firmaron un acuerdo colectivo que tenía en cuenta el impacto de la pandemia y aplicaba una subida salarial del 2% para los siguientes dos años; un 1% en cada ejercicio.

Por delante vendrán probablemente meses de tiras y aflojas para consensuar una propuesta común que sea después aceptada por la organización que representa también a compañías como Alcampo, Eroski, Leroy Merlin o C&A. A medida que todas vayan presentando los resultados anuales, los sindicatos podrán ir cerrando sus demandas. Actualmente la mayor parte de las empresas aduce una fuerte subida de costes tanto energéticos como de materias primas que estaría estrechando sus márgenes.

Por otro lado, los sindicatos deben armar un tronco común para empresas tan dispares en su estructura y modelo de negocio como son también Tendam (Cortefiel), Toys’R’Us, Fnac, Conforama, Costco, Media Markt, Dufry, Norauto, Aurgi, Feu Vert o las tiendas de Apple.

En el ámbito de los supermercados, fuera del convenio colectivo de las grandes superficies, ya hay algunas empresas que están aprobando incrementos de sueldo. La última en hacerlo ha sido el grupo Dia, con subidas salariales pactadas para su red de tiendas y almacenes recogen aumentos de entre un 8 y un 12% para 2023 y 2024. Además, los trabajadores que tengan un salario anual fijo igual o inferior a los 23.847 euros, los cuales recibirán una paga extra de 350 euros. También han pactado subidas Lidl y Mercadona de hasta un 7%.

Desde la patronal que preside Alfonso Merry del Val declinan hacer cualquier valoración sobre las propuestas anunciadas ya por las fuerzas sindicales, que acaban de celebrar elecciones. Prefieren, en este sentido, esperar a que todos los actores estén sentados en la mesa de negociación para fijar una primera posición.

Según sus propios datos, la gran distribución española alcanzó los 40.049 millones en ingresos al cierre del ejercicio 2021, lo que supone un 9,7% más que el año anterior y prácticamente igual la cifra previa a la crisis sanitaria. En la última asamblea anual, Merry del Val recordó que «la inflación es el peor enemigo de la sociedad, porque depreda los márgenes empresariales y recorta la renta de los hogares».

Fetico planteará a la patronal una subida de un 18% en cuatro años, a razón de un 4,225% anual. También reclamará una bajada de jornada a 1.758 horas, frente a las 1.770 que hay actualmente; un pago único a firma de convenio de una cantidad no consolidable del 4,5%; y una reducción de los festivos y domingos a trabajar al 25%.

Desde Fasga, el sindicato mayoritario en El Corte Inglés, plantean el mayor incremento salarial, con una subida del 6% tanto en 2023 como en 2024, y del 3,5% en cada uno de los dos años siguientes (2025 y 2026). Además, el sindicato que preside el recientemente reelegido Miguel Venegas pretende reducir la jornada anual, conseguir 32 días de vacaciones y rebajar la cifra de domingos y festivos.

Precisamente, la propuesta de CCOO se centra en la recuperación de poder adquisitivo por parte de los trabajadores de las grandes superficies. Su petición recoge un incremento mínimo del 18% en cuatro años y una clausula de revisión por desviación del IPC, garantizando 18.000 euros como salario base de referencia en 2024. UGT planteará también una subida de hasta un 19% en el período de vigencia del convenio. El sindicato quiere un 6% de subida para 2023; un 5% en 2024; y un 4% tanto en 2025 como en 2026.

Te puede interesar

Comentar ()