Economía | Finanzas

Los españoles piden menos crédito en el tercer trimestre con los tipos de interés en máximos de 14 años

Dinero en efectivo

Dinero en efectivo Europa Press

Una de las primeras consecuencias de la subida de tipos es que el precio del dinero es más alto, por lo que pedir un crédito es más costoso. Por ello, los bancos centrales deciden subir tipos, para que el dinero cueste más, la gente pida menos y en consecuencia gaste menos y así poder hacer frente a la inflación y rebajarla al 2%. En España, ya se está viendo esta tendencia, ya que los españoles han pedido menos crédito en el tercer trimestre.

Según la Encuesta de las Expectativas del Consumidor (CES por sus siglas en inglés) del Banco Central Europeo, el 14% de los españoles solicitaron algún tipo de crédito (puede ser una hipoteca, un préstamo al consumo o una tarjeta de crédito). Un porcentaje que se ha reducido en un punto porcentual en comparación con el trimestre anterior, cuando un 15% de los españoles había pedido algún crédito. La caída es mayor si se compara con el mismo periodo del año anterior cuando el porcentaje era del 16%.

Esta caída contrasta con lo que ha ocurrido en el conjunto de los países de la eurozona, ya que la proporción de consumidores que declaran haber solicitado un crédito durante los últimos tres meses aumentó hasta el 13,9% en octubre frente al 12,2% de julio de 2022. Sin embargo, si se mira el porcentaje de hace un año, los consumidores que han solicitado un crédito se ha reducido considerablemente desde el 16,1%.

A pesar del aumento trimestral, el acceso al crédito recibidores por los consumidores en los 12 meses anteriores como sus expectativas de acceso al crédito en los 12 meses siguientes se han endurecido significativamente.

Interés medio de las hipotecas

En la encuesta del Banco Central Europeo también se pregunta sobre las expectativas sobre los tipos de interés hipotecarios a 12 meses vista. En el conjunto de los países de la eurozona, este porcentaje ha aumentado hasta el 4,7%, 1,4 puntos porcentuales más que a principios de 2022. Una muestra de cómo están encareciéndose las hipotecas, no solo en España sino en toda la zona.

Los españoles también prevén que el interés medio de las hipotecas se sitúe en el 4,7% en los próximos 12 meses, 0,2 puntos porcentuales más que en julio de este año (fecha en la que se publicó la anterior encuesta). El aumento es mucho mayor si se tiene en cuenta el dato de enero. A principios de año, los españoles esperaban que los tipos de interés de las hipotecas estuvieran en el 3,7%, es decir, un punto porcentual por debajo de la expectativa actual, que es el nivel más alto de los últimos dos años.

El 4,7% previsto por los españoles coincide con el conjunto de los países de la eurozona y con Países Bajos y Alemania y se sitúa ligeramente por encima del de Bélgica (4,6%). Muy por debajo se encuentra Francia, que los ciudadanos prevén que los intereses alcancen el 4% en los próximos 12 meses. En el otro lado de la balanza está Italia, que la expectativa de los intereses se dispara hasta el 5,4%.

Subida de precio de la vivienda

Por lo que respecta al precio de la vivienda, los consumidores esperan que el crecimiento del precio de su vivienda en los próximos 12 meses se ralentice hasta el 3% desde el 3,4% de septiembre. Los españoles también consideran que el precio de la vivienda va a seguir subiendo pero a un ritmo más moderado que lo que esperaban en el trimestre anterior, ya que esperan una subida del 4% en los próximos 12 meses. A pesar de la ralentización, es el país donde consideran que va a subir más el precio de la vivienda.

Por otro lado, los Países Bajos consideran que el precio de la vivienda va a bajar menos de un 1%. Un gran contraste con lo que esperaban la encuesta anterior, cuando su expectativa era que el precio de la vivienda iba a subir un 3%.

Te puede interesar

Comentar ()