Economía | Empresas

Orange estudia incrementar el precio de sus tarifas y seguirá los pasos de Movistar y Vodafone

Seguirá los pasos de Telefónica y Vodafone

Una tienda de Orange

Una tienda de Orange Europa Press

Orange plantea una subida de precios. La directiva de la filial gala en nuestro país ha puesto encima de la mesa un incremento en el coste de tarifas ante el escenario inflacionista que se ha instalado en la economía europea y mundial por culpa de la invasión rusa en Ucrania.

La operadora era la única de las tres grandes empresas de nuestro país que había decidido no aumentar el precio de sus servicios hasta la fecha. Pero, tal y como explican fuentes conocedoras de la decisión, “Orange tiene que acometer estos ajustes durante los primeros meses del año 2023”.

Cabe recordar que Movistar subirá sus precios en España un 6,8% de media a principios de año, debido a los costes crecientes de la prestación del servicio. Por su parte, Vodafone y Avatel anunciaron anteriormente que pasarían a actualizar con el IPC sus tarifas.

Con todo, las anunciadas subidas de precio de Movistar y Vodafone no afectarán por ejemplo a O2 y Lowi, sus marcas para competir en el segmento low cost, una guerra que sigue generando un enorme daño a las empresas de telecomunicaciones.

La decisión de Orange, por otra parte, aún no es firme, pero las fuentes consultadas explican que el debate se da “prácticamente por cerrado” dentro de las oficinas de la compañía de telecomunicaciones ya que “los costes operativos han crecido de manera considerable y es insostenible no incrementar los precios”.

En los últimos meses, los directivos de Movistar, Orange y Vodafone han reiterado en infinidad de ocasiones que el mercado de las telecomunicaciones ha sido deflactor, es decir que los precios han decrecido en vez de, al menos, subir por debajo de lo que lo hace la inflación.

Los precios de los servicios de telefonía móvil presentan una caída de precios interanual del 6,4% y los servicios empaquetados de telefonía una caída del 0,7% en lo que va de año, de acuerdo a las cifras recogidas por el Instituto Nacional de Estadística.

Orange, que decidió no subir los precios, hasta la fecha ya dejó claro recientemente que revisaría sus actuales condiciones si las previsiones de inflación se extendían más de lo que en un primer momento se pensaba. Esa situación ya se ha dado y, sin ir más lejos, el Banco Central Europeo (BCE) ya maneja que hasta, al menos, 2025 el IPC en Europa no caerá por debajo del 2%.

Diego Martínez, vicepresidente de la división de Consumo de Orange España, en esta línea, dijo hace varias semanas que están siguiendo «con mucha atención» cómo impacta la inflación en sus costes. «Si tenemos espacio para poder repensar los precios, lo haremos», agregó.

No obstante, Orange, a pesar de no rebajar los precios hasta la fecha, sí ha retocado su portfolio de productos y ha reducido considerablemente sus opciones a la hora de contratar los servicios que dispone la compañía. No hay que olvidar tampoco que Orange mantiene su apuesta por el fútbol, uno de los negocios más caros que existen dentro del sector, si bien es cierto que la empresa ha defendido a capa y espada la posibilidad de ofrecer a sus clientes LaLiga, la Champions y el resto de competiciones europeas.

480 millones de euros de gastos

La subida de precios en el sector de las telecomunicaciones conlleva a que los consumidores tengan que pagar una factura extra de hasta 480 millones de euros, según un reciente estudio del comparador de ofertas kelisto.es.

“La cifra, que tiene en cuenta el incremento de las ofertas de fibra y móvil, el tipo de paquete más contratado en España, de ambas compañías, sería aún mayor si tenemos en cuenta que estos operadores tienen un catálogo flexible que permite añadidos, muchos de los cuales también se han visto perjudicados por el encarecimiento”, explican desde la página web.

“Con el cambio de rumbo que suponen las subidas de precios en los servicios de telecomunicaciones, analizar nuestras necesidades de consumo y comparar precios resulta fundamental para ahorrar. A día de hoy, un usuario que cambie de operador puede ver reducido el precio de su tarifa un 48,38% en los paquetes de banda ancha fija y telefonía móvil”, explica Sara Perales, portavoz de Comunicaciones de Kelisto.

Te puede interesar

Comentar ()