Economía

“Si otra teleco tiene el fútbol, Orange tendrá el fútbol”

logo
“Si otra teleco tiene el fútbol, Orange tendrá el fútbol”
Jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol.

Jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol. europa press

Resumen:

Las grandes telecos españolas se enfrentan a un dilema difícil de resolver. No pueden seguir pagando las cantidades asumidas en los últimos años por ofrecer el fútbol en sus plataformas de televisión, porque a esos precios el negocio está lejos de ser rentable. Pero tampoco pueden permitirse quedarse fuera si alguno de sus rivales mantiene el pulso y sigue emitiendo el fútbol. ¿Qué hacer? Pura teoría de juegos.

Orange ha dejado claro el círculo vicioso en que se encuentran atrapadas las telecos en la puja por tener o no los derechos de retransmisión del fútbol en televisión. Por un lado su cúpula directiva en España se queja al unísono de los disparatados precios que han alcanzado esos derechos de emisión y confirman su deseo de no alimentar la alocada inflación de los mismos.

Pero, como las demás telecos, están lejos de poder plantarse y asumir el riesgo de una oferta televisiva sin las competiciones balompédicas. “Si otra teleco tiene el fútbol, Orange tendrá el fútbol”, ha sentenciado el consejero delegado de Orange España, Laurent Pallaissot, en rueda de prensa. Sin más. “Si Telefónica tiene el fútbol, que controla el 65% del negocio de televisión de pago, no es aceptable para Orange no tenerlo. Es así”.

A la postre Movistar y Vodafone se encuentran exactamente en la misma situación. Sin ninguna intención de asumir los precios que alcanzan los derechos del fútbol en TV en las subastas o en las reventas posteriores, pero con pocas opciones de renunciar a este contenido si uno o varios de sus rivales se lanzan a por ellos.

«No dependemos del fútbol»

“Nuestro objetivo es tener para nuestros clientes los mejores contenidos de televisió y el fútbol es uno de ellos. Estamos interesados en el fútbol, pero si es a costes razonables”, ha explicado Samuel Muñoz, director de Marketing de Orange España.

Una de cal y otra… “Somos muy críticos con el modelo económico del fútbol en televisión, y no tenemos intención de participar en fomentar la inflación del mismo. La inflación tiene un límite y la burbuja tiene que desinflarse”, indica Muñoz. “No dependemos del fútbol”.

Mediapro se adjudicó el pasado verano los derechos de retransmisión de la Champions League y de la Europa League para las próximas tres temporadas por 1.100 millones de euros (cerca de un 70% más que en el anterior paquete), y en los próximos días abrirá la negociación para compartir esos derechos con las plataformas de televisión de pago. Esto es, muy especialmente con Movistar, Vodafone y Orange.

Gusta el fútbol, pero no tanto

De momento, ninguna mueve ficha y sólo se quejan de lo pagado hasta ahora y que no es asumible. Las tres grandes telecos vienen comercializando los partidos de fútbol en sus ofertas de televisión a un precio de unos 20 euros al mes. Pero, según cálculos del sector, sólo para conseguir cubrir los pagos a Mediapro deberían cobrar a cada abonado unos 60 euros cada mes.

En paralelo, en las próximas semanas la Liga pretende lanzar su propia subasta de derechos para otro trío de temporadas, y lo hace con unas altas aspiraciones: obtener cerca de 2.300 millones de euros (1.300 millones por emitirlo en España más otros 1.000 millones por la retransmisión en el extranjero).

“El problema no es el fútbol, el problema es el precio del fútbol”, sentencia el consejero delegado Pallaissot. Nos gusta el fútbol y nos gusta tenerlo en nuestra televisión, pero como un contenido más barato”.

Comentar ()