Economía PARA EVITAR UNA SANCIÓN DE COMPETENCIA

Mediapro, forzada a compartir el fútbol con las TV online justo antes del desembarco de Facebook y Amazon

La CNMC cierra el expediente abierto contra la productora de Jaume Roures tras su propuesta de abrir los derechos del fútbol a todos los canales interesados, también a los que emiten sólo por internet.

logo
Mediapro, forzada a compartir el fútbol con las TV online justo antes del desembarco de Facebook y Amazon
Un partido de Liga disputado por el Atlético de Madrid y el Real Madrid.

Un partido de Liga disputado por el Atlético de Madrid y el Real Madrid. europa press

Resumen:

Hace justo un año, la plataforma de televisión de pago por internet OpenSports –del grupo Obwan- denunció a Mediapro por presuntas conductas contra la competencia en la comercialización de los derechos del fútbol en televisión. Mediapro había vetado la reventa a OpenSports de los derechos de la Liga y la Copa del Rey (a través del canal BeIN LaLiga) aduciendo que se había reservado en exclusiva la emisión de los partidos vía internet y había impuesto un precio inasumiblemente alto para compartir los derechos con Obwan de la Champions League y la Europa League (a través del canal BeIN Sports). La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) abrió el pasado abril expediente a Mediapro por estos hechos. Un expediente que ahora el supervisor cierra sin imponer sanción alguna, dado que la productora dirigida por Jaume Roures se ha comprometido a introducir cambios suficientes en su forma de comercializar el fútbol en TV para corregir las conductas anticompetitivas. Unos cambios a los que se ha visto forzada Mediapro para evitar la sanción y que pueden acabar revolucionando el fútbol en televisión justo antes del esperado desembarco de lleno  en el negocio de gigantes como Amazon, Facebook o incluso Netflix. Y es que Mediapro ha ofrecido a la CNMC comercializar los derechos del fútbol a todas las compañías interesadas sin excepción, levantando el veto que había impuesto de manera arbitraria a las plataformas de televisión de pago sólo en internet (conocidas como OTT, over the top).

Hace justo un año, la plataforma de televisión de pago por internet Opensport –del grupo Obwan- denunció a Mediapro por presuntas conductas contra la competencia en la comercialización de los derechos del fútbol en televisión.

Mediapro había vetado la reventa a Opensport de los derechos de la Liga y la Copa del Rey (a través del canal BeIN LaLiga) aduciendo que se había reservado en exclusiva la emisión de los partidos vía internet y había impuesto un precio inasumiblemente alto para compartir los derechos con Obwan de la Champions League y la Europa League (a través del canal BeIN Sports).

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) abrió el pasado abril expediente a Mediapro por estos hechos. Un expediente que ahora el supervisor cierra sin imponer sanción alguna, dado que la productora dirigida por Jaume Roures se ha comprometido a introducir cambios suficientes en su forma de comercializar el fútbol en TV para corregir las conductas anticompetitivas.

Unos cambios a los que se ha visto forzada Mediapro para evitar la sanción y que pueden acabar revolucionando el fútbol en televisión justo antes del esperado desembarco en el negocio de gigantes como Amazon, Facebook o incluso Netflix. Y es que Mediapro ha ofrecido a la CNMC comercializar los derechos del fútbol a todas las compañías interesadas sin excepción, levantando el veto que había impuesto de manera arbitraria a las plataformas de televisión de pago sólo en internet (conocidas como OTT, over the top).

Veto a las plataformas online

Mediapro revendió los derechos para emitir la Liga y la Copa del Rey de tres temporadas (de 2016/17 a 2018/19) a Telefónica, Vodafone, Orange, Telecable y Deion. A todos ellos se les permitía emitir el canal vía internet (modalidad OTT) siempre que dicho acceso no tuviese un coste adicional para el abonado del canal o que estuviera empaquetado con otros servicios. Y dado que Opensport sólo pretendía emitir los partidos en su plataforma en internet y de manera independiente, así que quedó fuera del acuerdo.

En la resolución hecha pública hoy, la CNMC considera que Mediapro “no se había reservado en la práctica la exclusividad de la emisión del canal BeIN La Liga en modalidad OTT”, ya que permitía a otros operadores de televisión de pago difundir dicho canal vía internet como un servicio complementario. “Ello podría constituir discriminación de Obwan frente al resto de operadores de televisión de pago convencionales, que tienen la posibilidad de ofrecer el canal en internet de forma complementaria a otros servicios”. Y, además, la CNMC ni siquiera ve justificación objetiva en que Mediapro se hubiese reservado de facto la exclusividad el canal de retransmisión online de la Liga y la Copa.

Fuentes del sector conocedoras de la estrategia comercial de Mediapro se subraya que no había vetos a ningún tipo de plataforma, sino que la compañía sólo buscaba tener garantías financieras suficientes en un momento en que la única OTT que quería tener el fútbol (Obwan) era demasiado pequeña. «Mediapro siempre ha apostado por comercializar el fútbol en todas las ventanas posibles, y ahora lo seguirá haciendo con cualquier que quiera negociar», apuntan estas fuentes.

Fútbol para todos, con FB y  Amazon al acecho

Ahora Mediapro se ha comprometido ante la CNMC a eliminar los problemas detectados. La productora estará obligada a dar acceso tanto a los partidos de Liga como a los de Champions a todos los operadores de televisión de pago que lo soliciten. Todos, incluidas las plataformas con oferta sólo online, incluidos los OTT puros. Incluidos pues los gigantes como Amazon y Facebook, que se están mostrando cada vez más interesados en la retransmisión online de eventos deportivos y que han puesto el foco también en el fútbol español.

«El segmento de los operadores OTT puros, si bien todavía no ha alcanzado una cuota significativa en el mercado de televisión de pago en España, representa una competencia potencial muy significativa, a medida que mejora la conectividad por internet de los hogares, crece la penetración de los dispositivos (…) y se desarrollan CDN (Content Delivery Networks) eficientes», explica la CNMC. «Las conductas de Mediapro podrían estar limitando el desarrollo y la implantación de una nueva tecnología de televisión de pago en España, con elevadas perspectivas potenciales de futuro, al buscar reservársela para sí misma en el ámbito de los contenidos deportivos», apunta el supervisor.

Los compromisos ofrecidos por Mediapro estrictamente sólo son aplicables a la comercialización de los derechos actuales de retransmisión del fútbol: esto es, en el caso de la Liga lo que queda de temporada y la siguiente; y en el de las competiciones europeas, sólo esta temporada. Así que, según advierten fuentes del sector, resulta improbable que le compense a nuevos operadores como los gigantes online tratar de aprovechar las nuevas condiciones para un periodo tan reducido.

«Hace falta más tiempo y volumen suficiente de clientes para que compense», apuntan estas fuentes. No obstante, ni Mediapro -que ya se ha hecho con los derechos de la Champions de las próximas tres temporadas- ni el próximo adjudicatario de la retransmisión de la Liga podrán imponer vetos como los que cuestiona la CNMC en sus negociaciones para revender los derechos a otros operadores, y sí que cambia las reglas de juego.

La Liga abrirá en las próximas semanas un nuevo concurso para adjudicar los derechos de televisión de tres temporadas entre 2019 y 2022. Una subasta en la que la propia Liga prevé que sus ingresos se disparen hasta los 2.300 millones de euros y en el que, desde el sector audiovisual patrio, se prevé que acabarán pujando directamente también Amazon y Facebook.

Condiciones económicas equitativas

En paralelo, ya para solventar la contraprestación excesiva que exigía a Opensport, Mediapro también se compromete a establecer condiciones económicas y comerciales “equitativas y no discriminatorias” para el acceso de la plataforma online al fútbol.

Hasta ahora, la productora reclamaba a Obwan –de manera injustificada, según la CNMC- un “precio mínimo garantizado muy elevado” por temporada por poder comercializar el fútbol online, a pesar de que era un nuevo actor en el negocio, y que suponía un coste por abonado que hacía imposible a la compañía replicar los precios que ofrecía a los clientes Mediapro.

Mediapro debe ofrecer a Obwan para esta temporada un importe mínimo igual al del resto de operadores de TV de pago para este año y para la próxima temporada un sistema de cálculo de la compensación igual al de sus rivales en función del número de abonados.

Y en el caso del canal BeIN Sports (Champions y Europa League), para la temporada 2017/2018 Mediapro se compromete a un importe mínimo para los operadores de televisión de pago por internet (operadores OTT puros) que ocupan una posición muy reducida en el mercado de televisión de pago. “Un importe que representa un porcentaje inferior al 0,1% del importe satisfecho por Telefónica para las tres temporadas”, aclara la CNMC.

Comentar ()