Economía

CEOE propone subir el salario mínimo a 1.040 euros, pero con deducciones para la agricultura

Los empresarios no han acudido a la reunión del Gobierno para negociar el próximo incremento del SMI, pero han trasladado una propuesta por escrito

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante la entrega de los premios 'Autónomo del año' en la sede la CEOE.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante la entrega de los premios 'Autónomo del año' en la sede la CEOE. Ricardo Rubio / Europa Press

La CEOE ha propuesto este miércoles subir el salario mínimo hasta los 1.040 euros al mes en 14 pagas (+4%), frente a los 1.000 actuales, pero con dos condiciones. La primera, que se aprueben deducciones para el sector agrario, de manera que las empresas de este sector puedan reducir un 20% la cotización que aportan por trabajador que cobre el SMI a la Seguridad Social. La segunda, que se incluya la subida del SMI en lo que se paga a las contratas públicas, para aminorar el impacto que la subida del salario mínimo supondría para las empresas que ya tienen contratos con el Estado a largo plazo.

La patronal de los empresarios (Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE) comunicó ayer que no asistiría a la reunión de hoy en el Ministerio de Trabajo, la primera en la que el Gobierno tenía previsto empezar a negociar la próxima subida del salario mínimo interprofesional (SMI), ya que, como es habitual, volverá a incrementarlo en enero. La organización aseguró que no negociaría con Trabajo después de que el Ejecutivo incluyese una enmienda en la Ley de Empleo que devuelve el control al Ministerio de los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Pero finalmente este miércoles, aunque sus representantes no han acudido a la reunión, sí ha enviado esta propuesta por escrito. Fuentes del Ministerio de Trabajo ya dejaron claro este lunes que no contemplan la posibilidad de aprobar deducciones para ningún sector al subir el SMI, algo que habitualmente pide la CEOE, puesto que entienden que las empresas tienen margen para incrementarlo.

Para CEOE, una subida a 1.040 euros con las condiciones expuestas sería adecuada, ya que aseguran ser conscientes del impacto de la inflación en las rentas más bajas, pero al mismo tiempo entienden que «la prioridad en 2023 es el mantenimiento del empleo del colectivo afectado por el SMI, para lo cual es necesario llevar a cabo un incremento acompasado con este contexto». Esta propuesta tiene en cuenta que la inflación, aseguran, también penaliza a las empresas y que el PIB el próximo año solo crecerá un 1%, así como que la subida media de los sueldos protegidos por convenios este año está siendo del 3% y la de los sueldos de los funcionarios del 3,5%.

El Gobierno a día de hoy no ha manifestado cuánto pretende subir el salario mínimo en enero, como está previsto. El grupo de expertos designado por el Ministerio de Trabajo el lunes hizo público que si se busca que el SMI alcance el 60% del salario medio ya el próximo año, el incremento debería ser de entre 46 y 82 euros al mes en 14 pagas, es decir, como mínimo hasta los 1.046 euros al mes, y como máximo hasta los 1.082 euros.

Por su parte, los sindicatos presentes en la negociación, CCOO y UGT, han pedido incrementar el SMI hasta los 1.100 euros mensuales. Esperan que el Gobierno concrete la subida del SMI la próxima semana, aunque la ministra Yolanda Díaz ya explicó el lunes que existía la posibilidad de aprobar el incremento ya en enero y con efecto retroactivo -es decir, para que afecte a todas las nóminas de enero-.

Te puede interesar

Comentar ()