Economía

Euskadi activa los 'bonos de comida' de hasta 900 euros al año para familias sin recursos

La ayuda se confía que pueda ser complementaria a la que concederá el Gobierno por un pago único de 200 euros, "pero por ahora estamos viendo los detalles". Se estima que en el País Vasco 2.500 familias reciban esta 'tarjeta monedero'.

El INDEPENDIENTE

Será una tarjeta monedero. El saldo oscilará entre los 150 y los 300 euros cada cuatro meses y permitirá la compra de alimentos de primera necesidad o productos de higiene personal en supermercados y determinados comercios. Además, se podrá completar con una aplicación móvil que permitirá adquirir con un descuento de hasta el 70% alimentos que no se hayan vendido a lo largo del día. A ella sólo tendrán derecho familias residentes en Euskadi y que se encuentren en un estado de extrema necesidad económica y con dificultades para cubrir necesidades básicas a consecuencia de la subida de precios.

En Euskadi se estima que alrededor de 2.500 familias, que suman una población que ronda las 10.000 personas, podrán beneficiarse de este bono de alimentación e higiene que sumará un mínimo de 450 y un máximo de 900 euros en tres pagos a lo largo del año. El programa ‘Hitzartuz’ que hoy ha presentado el Gobierno vasco establece que se distribuirá a quienes cumplan los requisitos hasta en tres ocasiones a lo largo de este año. La gestión de esta ‘tarjeta monedero’ la asumirá la Cruz Roja que será la encargada de verificar que se cumplen los requisitos de extrema necesidad establecidos.

La ayuda, que está previsto comenzar a distribuir próximamente, coincide en el tiempo con la anunciada a finales de 2022 por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. La medida prevista por el Gobierno establece que las familias con rentas inferiores a 27.000 euros anuales y un patrimonio por debajo de los 75.000 euros -excluida la vivienda habitual- tendrán derecho a un bono único de 200 euros. Por el momento desde el Gobierno vasco no saben con certeza si ambas ayudas podrán ser compatibles. A falta de cerrar los detalles a través de los que se gestionará por parte de las respectivas haciendas, aseguran que «no tendrían por qué ser incompatibles sino más bien complementarias, pero aún tenemos que verlo con detalle».

A través de la Cruz Roja

El máximo importe de 300 euros en cada uno de los tres pagos previstos se concederá a unidades familiares de cuatro o más miembros. En casos de vulnerabilidad especialmente severa se estudiará su se pueden conceder más ayudas. Para las familias unipersonales la ayuda será de 150 euros. Desde este mes de enero la Cruz Roja coordinará las solicitudes que se presenten, revisará si se cumplen lo requisitos y procederá a tramitar las ayudas. La entidad gestionará cada caso con un plan personalizado de intervención. El coordinador de la Cruz Roja en Euskadi, Aitor Allende, ha destacado que se concederá la bonificación a personas «con ingresos nulos o insuficientes, sin distinción alguna en función del origen» y dando prioridad a los casos con «agravantes como las cargas familiares, cargas económicas como deudas o alquileres y otras situaciones excepcionales».

La consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, se ha felicitado por la puesta en marcha de estas medidas. Ha subrayado que herramientas como la app Encantado de comerte, que permitirá adquirir productos a bajos precios facilitan que las personas destinatarias convivan con personas ajenas al programa, «y se se evita también cualquier riesgo de estigmatización».

Pese a que el objetivo prioritario de esta iniciativa es la atención urgente a las necesidades básicas de las personas y familias más vulnerables, así como la detección de otras necesidades a las que se dará respuesta mediante la derivación, la orientación y la coordinación con los recursos más adecuados, este programa cuenta también con un enfoque pedagógico. Busca mejorar los hábitos de consumo, concienciar sobre el impacto social y ambiental del consumo del agua o la energía, promover la adquisición de buenos hábitos ambientales o contribuir a mejorar la educación alimentaria y nutricional.

Te puede interesar

Comentar ()