Economía

Hoteles con 'todo incluido': la fórmula que despunta para controlar el gasto en vacaciones

Meliá Paradisus Los Cabos.

Meliá Paradisus Los Cabos. Meliá Hotels International

La pandemia ha cambiado mucho la forma de viajar. Pero la inflación está haciendo aflorar también nuevas tendencias o dando un fuerte impulso a otras que ya estaban consolidadas como la fórmula del ‘todo incluido’. Desde Meliá aseguran estar notando un auge en el actual contexto de subida de precios. «Vemos una demanda cada vez más importante del todo incluido para tener mejor control del gasto por parte de las familias», aseguró este miércoles el vicepresidente y consejero delegado del grupo hotelero, Gabriel Escarrer, durante la jornada inaugural de la feria internacional de turismo Fitur, que se celebra esta semana en Madrid.

«En épocas donde hay dificultad para tener renta disponible, las familias quieren ir a unos presupuestos estables y, sobre todo, conocidos», apunta el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). «Aunque esta modalidad siempre ha tenido un volumen importante de clientes, en épocas como esta de inflación y tipos de interés crecientes, el todo incluido puede verse favorecido. Estamos seguros de que en la temporada de verano y de vacaciones escolares, el todo incluido va a estar bastante por encima de lo normal», resume.

«El ‘todo incluido’ se está imponiendo en unos determinados tipos de viajes muy vinculados a las estancias y a las familias», confirma Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV). Aunque el formato tiene su origen en los resorts del Caribe, ya se ha extendido a muchos hoteles de las islas españolas y a muchos lugares de la costa o incluso los cruceros. «Es un concepto que tiene la ventaja de que te ayuda a medir y a dosificar el gasto antes de salir, por lo tanto, en ese sentido es muy positivo», añade.

Desde la cadena hotelera Bahía Príncipe, con numerosos resorts en el Caribe que operan en esta modalidad de, aseguran que es un producto con mucha demanda y muy resiliente. «Yo lo veo en un momento muy bueno, pero nunca ha tenido un momento malo», agrega Lluisa Salord, directora comercial corporativa de la cadena propiedad del Grupo Piñero.

Las americanas se pasan al ‘todo incluido’

No solo el control del gasto por parte de los viajeros es lo que ha impulsado esta modalidad de viaje. Se trata de una fórmula que lleva años en el mercado y que se está consolidando en las principales regiones turísticas a nivel mundial. De hecho, grandes compañías americanas están dando el salto al segmento vacacional del ‘todo incluido’ porque han visto que a su clientela le faltaba este tipo de oferta y que acudía a compañías consolidadas en el mismo como Meliá.

Fuentes de Meliá comentan, en efecto, que las grandes hoteleras apenas miraban de reojo esta fórmula hasta la pandemia. Pero el primer segmento en recuperación tras la crisis sanitaria fue el vacacional del ‘todo incluido’. Lo achacan a que «el cliente se sentía en un entorno seguro y controlado y podía disfrutar de absolutamente todo lo necesario para pasar sus vacaciones con normalidad». En contexto como el actual, «el cliente se asegura de antemano cual va a ser su gasto que va a tener en vacaciones y puede evitar así sorpresas innecesarias».

En cualquier caso, su perfil de cliente en el ‘todo incluido’ está cambiando. Se trata, detallan en la hotelera, de un cliente «cada vez más exigente» y con un perfil medio alto-alto que demanda productos ‘todo incluido’ de muy alta calidad. «El todo incluido ha dejado de ser símbolo de barato desde hace años, y Meliá fue pionero en observar e impulsar esa tendencia, liderando en el segmento High End la creación e implementación de un producto de lujo», abundan.

De hecho, desde la compañía que dirige Escarrer presumen de que otros competidores les siguieron años más tarde y que ahora las compañías americanas han visto que si es posible ofrecer a ese perfil de cliente una experiencia de Lujo dentro un producto ‘todo incluido’. La compañía trabaja este segmento con los resorts como Paradisus donde renuevan de forma continua su propuesta.

En cuanto a mercados, lo trabajan prácticamente en todos. Además, desembarcarán próximamente con esta marca en España. Según revelan, los mercados europeos serán grandes aportadores, liderados por Reino Unido, Alemania y el propio mercado español, a los que se suman los países escandinavos y centroeuropeos. También dicen haber registrado este año un incremento sustancial de triple digito en la demanda desde Estados Unidos y Canadá hacía Europa.

«Las compañías aéreas están con crecimientos relevantes de capacidad aérea a las principales capitales europeas, pero también se han incrementado rutas a destinos vacacionales, tales como United con vuelo directo desde Nueva York a Mallorca, Tenerife y Málaga; o las rutas Canadienses con fuerte presencia en la Costa del Sol», señalan. «Estos vuelos alimentan un crecimiento de demanda hacia el turismo en España y sus clientes apuntan a alojarse en resorts de alto nivel, donde la marca Paradisus jugará un papel importante para aquellos que quieran dar un salto a alguna de las islas donde tendremos presencia con esta marca», concluyen.

Te puede interesar

Comentar ()