Economía | Empresas

Meliá mantiene "prudente optimismo" para 2023: prioriza crecer en ocupación y abrirá 25 hoteles

La tarifa media de sus habitaciones es un 7% superior al 2022 y está un 30% por encima respecto al año previo al covid

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels.

Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels. EFE/Juan Carlos Hidalgo

La cadena hotelera Meliá priorizará para el 2023 crecer en ocupación frente a la subida de tarifas de sus habitaciones. La compañía que dirige Gabriel Escarrer está centrara en seguir mejorando márgenes operativos durante el ejercicio que acaba de arrancar tras haber desplegado en 2022 un plan de contención de costes que le ha permitido ir mejorando poco a poco sus números.

El vicepresidente y consejero delegado de la empresa ha asegurado en el marco de la feria internacional del turismo Fitur, que se ha inaugurado este miércoles en Madrid, que mantiene un «prudente optimismo» para el presente curso. «Todo el mundo auguraba una recisión muy importante pero nosotros no estamos vislumbrando ningún síntoma de ralentización ni en consumo ni en las tarifas«, ha expuesto.

La compañía balear ve un primer trimestre que «pinta muy bien», aunque prefiere mantener la prudencia en sus previsiones, dado que «la visibilidad es más corta que antes«. El cambio de tendencia por parte de los clientes hacia las reservas de última hora y el uso de los canales digitales no le permiten aventurarse más allá de la Semana Santa.

En todo caso, sí ha ofrecido algunos datos. En cuestión de precios, la tarifa media de sus habitaciones es un 7% superior al 2022 y está un 30% por encima respecto al año previo al covid. En cuanto a ocupación, ya hay un crecimiento del 30% en las reservas en el mercado español frente al año 2022 y son un 23% superiores a las de 2019, el último año antes de la explosión de la pandemia.

La compañía está presente ya en 42 países. A nivel global, registra en estos momentos un 35% más de reservas a estas fechas que en 2022 y un 40% más que en 2019. «Los números son muy buenos, pero se concentran sobre todo en los primeros cuatro meses. Hasta semana santa, las perspectivas son fantásticas y todo parece indicar que el verano no va a ser malo», ha abundado Escarrer.

Mejor el británico que el alemán

La cadena hotelera ve también un mejor comportamiento del mercado británico frente al alemán, que «posiblemente sufre más las consecuencias de la crisis energética».

En el segmento del turismo MICE, Escarrer ha dicho que Meliá está ya con cifras en libros muy cercanas a las de 2019. «En el ámbito de congresos convenciones e incentivos estamos en 30% más de lo que teníamos en 2018 para 2019», ha detallado. Buena parte de esta actividad se concentra en países como México y República Dominicana.

En el ámbito de la expansión, la estrategia pasa por abrir unos 30 o 35 hoteles al año bajo diferentes fórmulas de gestión. Para 2023, ya tienen previstas 25 aperturas en 14 países distintos y en 2022 pusieron en marcha 33 establecimientos con más de 7.500 habitaciones. A nivel de compras, su prioridad es seguir fortaleciendo el balance, por lo que no se prevén compras con participación mayoritaria.

Te puede interesar

Comentar ()