Economía | Finanzas

Revolut analizará la gestión del dinero de sus clientes para marcar el interés de su préstamo personal

El neobanco lanza por primera vez préstamos personales en España y el TIN oscilará entre el 3,49% y el 14,49%

Imagen de archivo de una tarjeta Revolut Revolut

Revolut se adentra en el mundo de los préstamos personales en España. Un producto que ya se ha instalado en otros países en los que opera el neobanco llega a España. La entidad comercializará préstamos desde 1.000 euros hasta los 30.000 euros y el tipo de interés dependerá del cliente, pero el TIN oscilará entre el 3,49% y el 14,49% anual fijo. Revolut analizará la gestión del dinero de sus clientes para marcar el interés de su préstamo. 

Eduardo Toribio, director de préstamos de Revolut, explica a El Independiente que desde la entidad se centran en los datos de capacidad financiera del cliente. A través del openbanking, es decir, la digitalización bancaria, Revolut ve las transacciones de los clientes y en vez de basarse en las nóminas y en el IRF, “nos enfocamos en cuánto ingresa, cómo lo gasta…”. Toribio apunta que se basan en el perfil de riesgo de cada cliente y en cómo administra sus finanzas. 

El precio de los préstamos personales, como el de las hipotecas, ha subido con fuerza. La subida de tipos por parte de los bancos centrales ha hecho que pedir prestado dinero sea mucho más caro. El interés medio de los préstamos personales es en enero del 6,84% TIN (Tipo de Interés Nominal), así que el intervalo de porcentaje que ofrece Revolut entra dentro de lo que ofrece el sector. 

Por el momento, Revolut solo ofrece estos préstamos personales a particulares y autónomos que ya son clientes de la entidad, pero no descartan abrirlo a más gente más adelante. Por el momento, Revolut quiere ver cómo evoluciona este producto en España y “si es lo que los clientes estaban demandando”. Tal y como comenta el director de préstamos del banco, los préstamos personales ya estaban en otros países como Irlanda, Rumanía, Polonia… “donde está funcionando muy bien”. 

Desde Revolut explican que no se marcan ningún objetivo en cuanto a volúmenes. “En un entorno tan volátil como el actual no tiene sentido marcarse objetivos o números”, señala Toribio y vuelve a añadir que los préstamos personales van orientados a asegurarse que el producto es lo que quiere el cliente. 

Pero ¿qué tiene de nuevo este préstamo?

“No hay intervención física en ningún momento”, asegura con rotundidad el directivo de la entidad. Y en este sentido incide en que es un proceso de open banking. Además, “el cliente tiene el control absoluto del préstamo a través de la aplicación”, es decir, puede cambiar la fecha de pago según le convenga a lo largo de toda la vida del préstamo. La parte de la cancelación es totalmente digital, y se pueden hacer amortizaciones parciales o totales sin ningún tipo de comisión. 

Revolut, que cuenta con más de 1,4 millones en España, explica que este préstamo no cuenta con ningún otro coste, ni gastos de apertura ni de cancelación total o parcial. El importe es de 1.000 a 30.000 euros con un plazo de 3 a 96 meses con un TIN que puede llegar hasta el 14,49%. La finalidad de este préstamo incluye, entre otros, mejoras en el hogar, vacaciones, vehículos, estudios o gastos personales. 

El préstamo de Revolut funcionará como un préstamo tradicional en el que el importe solicitado por el cliente se desembolsa en la cuenta Revolut al instante una vez aprobado. A continuación, el cliente deberá devolver el préstamo mediante cuotas mensuales del mismo importe, que comprenden tanto el capital prestado como los intereses. Tras el pago de la primera cuota, el usuario podrá elegir el día de pago que más le convenga, facilitando así la planificación financiera.

El lanzamiento de los préstamos al consumo en España llega tras un año en el que Revolut ha crecido de manera exponencial en el mercado español. Con un aumento de la base de clientes de un 75% el año pasado, la compañía se ha centrado en redoblar sus esfuerzos en el país, haciendo crecer el equipo para ofrecer así productos más personalizados, que respondan a las necesidades reales de los usuarios españoles. 

Así, una reciente encuesta realizada por Revolut y Dynata 1 revela que un tercio de los españoles consideraban que los productos de crédito se encuentran entre el porfolio de funcionalidades imprescindibles que debe ofrecer su banco, y un 19% de los jóvenes entre 18 y 34 años afirman que aunque han intentado pedir un préstamo alguna vez, desistieron durante el proceso por ser demasiado complejo.

Por el momento, Revolut no se lanza a los préstamos hipotecarios, aunque no lo descarta, pero sería algo más a largo plazo. El siguiente paso de la entidad es ofrecer a los clientes tarjetas de crédito y cuentas con IBAN español. Toribio asegura que es un avance que beneficiará a los clientes porque les facilitará los procesos de domiciliación tanto de nóminas como de recibos.

Te puede interesar

Comentar ()