Economía | Empresas

Los puntos rojos del alquiler en España

Barcelona, Madrid, San Sebastián y Palma son las ciudades donde más cuesta alquilar un piso. Málaga, Valencia y Alicante acumulan las mayores subidas respecto al año pasado

Cartel de alquiler en un edificio de Madrid.

Cartel de alquiler en un edificio de Madrid. EP

El precio del alquiler en España está marcando cifras récord en muchas ciudades. La nueva ley de vivienda aprobada por el Gobierno con el apoyo de los independentistas de ERC y Bildu tiene entre sus objetivos declarados contener las rentas que los caseros cobran a los inquilinos. Unas rentas limitadas ya al 2% cuando toca realizar la revisión anual de los contratos. Pero al margen de la tendencia alcista, hay puntos especialmente calientes donde el precio del metro cuadrado está muy por encima de la media nacional que está en 11,5 euros/m2.

Barcelona es la capital con los alquileres más caros de España, con un precio de 18,6 euros/m2. La ciudad condal acusa una caída de la oferta y un significativo incremento de precios durante los últimos años. Según los datos del portal inmobiliario idealista.com, le siguen Madrid con 16,4 euros/m2 y San Sebastián con 15,9 euros/m2. A continuación se sitúan Palma con 14 euros/m2, Bilbao con 13,2 euros/m2 y Málaga con 12,4 euros/m2.

En total, según los datos del portal inmobiliario, 35 capitales han experimentado subidas en el precio de la vivienda en alquiler durante el último mes, que ha cerrado con una subida media del 1,7%. Si nos vamos algo más para atrás, el precio escala un 2,9% en los últimos tres meses y el acumulado del último año experimenta una subida del 8,9%. Según el portal inmobiliario, el registro de abril se convierte en el precio máximo histórico del alquiler en España desde que la compañía tiene registros.

Pero nuevamente, las grandes capitales acumulan subidas durante el último año por encima de la media. La mayor se produce en la ciudad de Málaga, donde los precios son un 24,4% más caros que hace un año. Por su parte, Palma experimenta un alza del 21,2%, Valencia del 20,6%, Barcelona del 18,7%, Madrid del 10,3%, San Sebastián del 9,5%. Por su parte, Sevilla se queda en un 7% y Bilbao en un 4%.

Por Comunidades Autónomas, el mapa no es muy diferente y 14 de ellas han registrado subidas en el último mes. La más cara es Baleares (15,2 euros/m2), donde el precio se ha disparado un 22% desde el año pasado. Le sigue la Comunidad de Madrid (15 euros/m2), Cataluña (14,8 euros/m2) y el País Vasco (12,6 euros/m2). Son precisamente las regiones las que con la nueva ley, podrán declarar zonas tensionadas, en las que se aplicarán límites para la subida de los precios en función de si los caseros son particulares o grandes propietarios .

Entre las posibles explicaciones a este alza de precios generalizado está un incremento de la demanda por la vuelta a la normalidad después de la pandemia que no casa con la oferta disponible. Precisamente, esa oferta ha podido caer por el auge de las compraventas, que han hecho que algunos propietarios retiren sus activos del mercado del alquiler. Asimismo, la limitación introducida por el Gobierno también ha podido hacer que el parque se reduzca. Algo que la nueva ley de vivienda no contribuirá a revertir, según los expertos del sector inmobiliario.

"El alquiler atraviesa una situación de sobreprecios, al marcar récord, prácticamente cada mes que pasa. La reducción de la oferta es la principal razón que genera un alza de los precios, pero también una demanda que lejos de moderarse, se mantiene fuerte en prácticamente todo el territorio", dice María Matos, directora de Estudios y portavoz del portal Fotocasa.

Desde la compañía alertan de que el precio no solo está batiendo récords, sino que ha llegado a superar el precio registrado durante la burbuja inmobiliaria de 2007, en un 14,1%. El precio del arrendamiento actual sobrepasa el anotado hace 15 años, que se situaba en los 10,12€/m², cuando de forma unánime en toda España se llegó a los mayores precios de la serie histórica.

Además, este portal ha realizado un informe en el que se refleja que el español medio tiene que dedicar cada vez más proporción de su sueldo al pago del alquiler de su vivienda. En 2022 necesitó un 43%, frente al 40% del año anterior. "El encarecimiento del arrendamiento ocasiona que el esfuerzo salarial que el ciudadano realiza para acceder al alquiler esté muy por encima de lo recomendado por los organismos de control europeos que establecen que no se debe destinar más del 30% al pago de la vivienda", comenta Matos.

En Baleares y Cataluña, la cifra para un piso de 80 metros cuadrados se eleva hasta el 58% del sueldo bruto, Madrid (57%), País Vasco (52%), Canarias (49%), Cantabria (43%) y Comunidad Valenciana (42%).

Madrid y Barcelona, por distritos

Dentro de las dos mayores capitales de España también hay diferencias abismales entre el precio medio por metro cuadrado. En el caso de Madrid, ha subido en 19 distritos respecto al trimestre anterior, con incrementos superiores incluso al 10% en Moncloa – Aravaca (15,9%), San Blas (13,8%) y Usera (7,8%). El distrito más caro para vivir en alquiler es Centro con 21,52 €/m2 al mes, seguido de Barrio de Salamanca con 20,70 €/m2 al mes y Chamberí con 19,86 €/m2 al mes.

Por su parte, el precio el precio del alquiler sube en nueve de los distritos de Barcelona. Los datos de Fotocasa indican que se superan los precios máximos del alquiler por metro cuadrado. Los distritos de Sant Martí, Ciutat Vella y Gràcia han superado los 20,00 euros el metro cuadrado al mes. Sant Martí con 21,34 €/m2 al mes, Ciutat Vella con 21,25 €/m2 al mes y Gràcia con 21,11 €/m2 al mes.

Los pisos compartidos

Ante la situación de precios altos, la modalidad de pisos compartidos tradicional entre los estudiantes también está en auge. No en vano, el alquiler por habitaciones es uno de las posibles tretas de los caseros para esquivar la nueva regulación y no estar sujetos a la prohibición de subir las rentas por encima de cierto umbral.

"Compartir piso ha dejado de ser una cuestión de universitarios y jóvenes trabajadores ya que cada vez nos encontramos con más inquilinos por encima de los 30 años que se ven obligados a recurrir a esta fórmula ante las dificultades económicas", dice Ferran Font, director de Estudios y portavoz de pisos.com.

Aunque como en el alquiler tradicional, también se dan fuertes diferencias en función de las capitales. La capital más cara para compartir piso es Barcelona (579 €/mes), seguida de Madrid (499 €/mes) y Vitoria (445 €/mes). En la capital de España se ha encarecido un 11,24% y en la ciudad condal, un 19,41%.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar