Economía

Las letras a 9 meses consiguen una rentabilidad cercana al 3,5%, máximo de 10 años

La demanda en esta subasta ha superado los 5.343 millones del euros, lo que supone más del doble de lo que se ha adjudicado (2.070 millones de euros)

Decenas de personas hacen cola para contratar Letras del Tesoro, en el Banco de España Carlos Luján / Europa Press

Este martes se ha celebrado una nueva subasta de letras de tres y nueve meses. El Tesoro Público ha colocado 2.069,96 millones. En el caso de las letras a 9 meses, la rentabilidad ha rozado el 3,5%, máximos desde febrero de 2013.

En un momento en el que los inversores particulares están mostrando gran interés por la compra de este tipo de deuda dada su alta rentabilidad, la demanda en esta subasta ha superado los 5.343 millones del euros, más del doble de lo finalmente adjudicado.

En concreto, el organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital ha colocado 529,74 millones de euros en letras a tres meses, frente a una demanda de 2.112,02 millones, y el tipo de interés marginal se ha colocado en el 3,263%, por encima del 3,090% de la subasta anterior de mayo, alcanzando su nivel más elevado desde noviembre de 2011.

En las letras a nueve meses, el Tesoro ha colocado 1.540,22 millones, por debajo de los 3.231,24 millones solicitados por los inversores, con una rentabilidad marginal del 3,490% por encima del 3,222% previo, y situándose en su nivel más alto registrado, teniendo en cuenta que esta referencia se lanzó en febrero de 2013.

El mantenimiento de los elevados intereses ofrecidos, en línea con las últimas subidas de los tipos de interés por parte del BCE, ha mantenido el apetito inversor de los mercados por los títulos españoles, especialmente por la deuda a corto plazo.

La emisión se produce así en un momento en el que los inversores particulares están mostrando gran interés por la compra de deuda, principalmente a corto plazo, dada su alta rentabilidad, que ha ido creciendo desde inicios de 2022.

El jueves cerrará las emisiones de junio

Tras esta subasta, el Tesoro volverá a los mercados el próximo jueves día 15 con una subasta de bonos y obligaciones del Estado, con la que cerrará las emisiones del mes de junio. El organismo público espera colocar entre 4.500 millones y 5.500 millones de euros en las tres referencias que subastará.

En concreto, subastará bonos del Estado a 3 años, con cupón del 2,80%; obligaciones del Estado con una vida residual de 5 años 4 meses, con cupón del 5,15% y obligaciones del Estado a 15 años, con cupón del 3,90%.

El interés marginal en las últimas subastas de estas referencias se colocó en el 3,058% en los bonos del Estado a 3 años; en el 3,307% en las obligaciones del Estado con una vida residual de 5 años 4 meses y en el 3,902% en las obligaciones del Estado a 15 años.

El mismo jueves se prevé que el BCE suba los tipos de interés un cuarto de punto, hasta situar la tasa de refinanciación en el 4% y la de depósito en el 3,50%.

Emitido casi el 60% del programa de financiación

El Tesoro ya lleva emitidos 141.288 millones de euros, el 58,8% de su programa de financiación a medio y largo plazo para 2023. La vida media de la deuda del Estado en circulación alcanza los 7,92 años y el coste medio de la cartera de valores del Tesoro se sitúa en 1,938%.

En total emisión bruta por parte del Tesoro Público será este año de 256.930 millones de euros, lo que supone un aumento del 8,2% respecto a lo estimado para 2022, debido al alza de los tipos de interés.

Por su parte, el endeudamiento neto del Tesoro Público en 2023 se mantendrá en 70.000 millones. Desglosando por tipo de instrumento, se prevé que las Letras del Tesoro aporten financiación neta negativa por 5.000 millones, por lo que los bonos y obligaciones del Estado, junto con el resto de las deudas en euros y en divisas, aportarán los 75.000 millones restantes.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar