Economía

ING refuerza los avisos en su app tras las últimas estafas 

La suplantación de los bancos a través de llamadas o mensajes está aumentando en los últimos días. El Gobierno y las entidades trabajan para prevenir estas estafas

Imagen de la sede de ING en Madrid

Las estafas por teléfono o por mensaje están a la orden del día. Casi todo el mundo ha recibido una llamada diciendo ser el banco del que se es cliente o incluso un mensaje con una dirección web en el que se alerta de que la cuenta se va a cerrar. Si el usuario no está muy concentrado puede clicar en ese enlace y si es por teléfono, la suplantación es tal que en el móvil te sale el número verdadero. En unos segundos, la persona se queda sin dinero y sin ahorros. Y recuperarlo es complicado y no siempre se consigue. ING, alertado por el aumento de estadas, ha reforzado los avisos en su aplicación móvil. 

A partir de enero, ING informa a sus clientes a través de la app cuando van a hacer una transferencia de posibles suplantaciones de identidad. Así, el banco señala “ING nunca te llamará para pedirte tus datos de acceso o que transfieras dinero. Si recibes una llamada así, cuelga y contáctanos”. Este aviso es una información que ya tenían en la web de seguridad del banco (en la sección ING también es- Cuidar de tu seguridad y tus datos)

Fuentes de la entidad aseguran que siempre han hecho una labor didáctica en seguridad, por lo que ese aviso no es novedad. Sin embargo, sí que es novedad que salga como una alerta en la aplicación cuando el cliente va a realizar una transferencia en la parte superior de la pantalla. 

Aviso de ING en su aplicación móvil

Los bancos son unas de las empresas más afectadas por la suplantación de identidad y los hackeos. Mensajes con url muy parecidas a los de los bancos que hacen que el usuario pinche sin pensar que hay una letra ‘l’ en vez de una ‘i’ o que le falta una letra al nombre. En ese momento, el hacker entra en la cuenta del cliente y roba todo el dinero posible. En otras ocasiones, la estafa llega por teléfono con suplantación de identidad y robo del número de la empresa, lo que hace confiar al cliente. 

En ese momento, el hacker, que se hace pasar por el banco, convence al usuario de que es un miembro de la entidad y le pide hacer una transferencia bancaria por estar en riesgo. El usuario, con confianza, le da los datos necesarios y es en ese momento cuando pierde el dinero. Esto es lo que le pasó estas Navidades a un usuario de X (antigua red social de Twitter). Miguel Ángel compartió su caso por la red social. En su caso, le llamó un supuesto miembro de seguridad de ING para alertar de que alguien se había metido en sus cuentas.

La persona le dio detalles de sus cuentas y una serie de medidas de seguridad y le avisó de que su dinero seguramente estaría en riesgo. Le dio dos opciones ir a una oficina de su banco (que no hay muchas) o seguir los pasos por teléfono. En ese momento, tal y como cuenta, dudó de la fiabilidad de la llamada, al preguntarle, la persona al otro lado del teléfono les dijo que podían colgar e ir a una oficina o “pueden mirar en internet el teléfono desde el que le estoy llamando”. 

Y es en este punto en el que habían suplantado el número de teléfono de una sucursal de Madrid, por lo que cuando se buscaba el número salía como correcto: “Desde ese momento no dudé”. Por lo que realizó una serie de transferencias a una supuesta cuenta segura de la entidad y le llegaron claves de seguridad desde un teléfono de ING, pero en 25 minutos lo había perdido todo. 

Ninguna entidad está libre de estas estafas. De hecho, es común que incluso lleguen mensajes de bancos en los que el usuario no tiene ni cuenta bancaria, pero el realismo de los mensajes hace que incluso también se pueda caer. Ante este crecimiento de estafas, los bancos se están poniendo alerta y refuerzan sus seguridad. Además, avisan de que nunca pedirían datos personales por teléfono, pero las prisas y el miedo a que hayan robado el dinero es más fuerte que recordar estos avisos de las entidades. 

Mensaje de suplantación de identidad de Bankinter

Además de los bancos, el Gobierno también está en alerta sobre el aumento de estafas a través de aplicaciones y de los móviles. Por ello, las entidades financieras y las empresas de telecomunicaciones (otro sector muy afectado por la suplantación de identidad) han comenzado a reunirse con el Ministerio para la Transformación Digital con el objetivo de encontrar una solución con la que se pueda cortar todo esto. 

Suplantación de identidad de Telefónica

Fuentes del sector financiero explican que por el momento ha sido una primera toma de contacto, pero aseguran que hay preocupación e interés de todas las partes por solucionarlo. Desde la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones confirman que están trabajando en un plan para evitar estos casos. Sin embargo, no explica cómo va a ser ese plan o por dónde van a ir las actuaciones.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar