Economía | Empresas

Los Grífols dejan los puestos ejecutivos y nombran nuevo consejero delegado

Thomas Glanzmann continuará como presidente ejecutivo y el exdirectivo de Olympus Nacho Abia ocupará el puesto de CEO

Sede de Grifols en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Sede de Grifols en Sant Cugat del Vallès (Barcelona). EFE/ Alejandro García

Cambios de calado en la cúpula de Grifols, la cotizada catalana sumida en una crisis de reputación tras el ataque del fondo bajista Gotham City. Los miembros de la familia fundadora se apartan de las funciones ejecutivas de la empresa. Raimon Grífols y Víctor Grífols Deu dejan sus puestos como director corporativo y director de operaciones, respectivamente.

Ambos son hermano e hijo del presidente de honor de la compañía, Víctor Grífols Roura y ejercieron el cargo de consejero delegado hasta mayo de 2023. Ambos permanecerán en el Consejo de Administración como consejeros dominicales, mientras que Thomas Glanzmann continuará como presidente ejecutivo. Además, se nombrará a Nacho Abia nuevo Consejero Delegado (CEO), según ha trasladado la empresa en un comunicado remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Abia es un alto ejecutivo con 25 años de experiencia en la dirección internacional en empresas de ciencias de la vida y tecnología médica que cotizan en bolsa. Será nombrado miembro del consejo el 26 de febrero (por cooptación, cubriendo una vacante existente) y asumirá sus responsabilidades como CEO el 1 de abril.

El último cargo ocupado fue el de Executive Officer y Global Chief Strategy Officer de Olympus Corporation, compañía japonesa con sede en Tokio especializada en tecnología médica, líder mundial en diagnóstico y en tratamientos poco invasivos, con 33.000 personas empleadas, que cotiza en el índice Nikkei.

El objetivo encomendado es centrarse "en potenciar la actual estrategia de crecimiento de Grifols, impulsar la excelencia operativa y continuar ejecutando el plan de desapalancamiento" de la compañía. Precisamente, este es uno de los puntos señalado por el informe del fondo bajista Gotham que provocó una crisis bursátil que le hizo perder cerca del 40% de valor en apenas dos semanas.

El cambio del gobierno corporativo de la compañía especializada en hemoderivados responde a la demanda de separar la propiedad de la gestión de la compañía. Con ello se establece "un nuevo estándar para las empresas familiares que cotizan en la Bolsa española", recalca el texto remitido al mercado.

La empresa trata de desvincular el proceso de renovación de la cúpula de la crisis abierta por Gotham. La desvinculación, defiende el comunicado, ha sido "planificada desde hace tiempo y cuidadosamente diseñada". La crisis de reputación abierta por las operaciones cruzadas que mantiene la matriz con el segundo mayor accionista de la empresa, la mercantil Scranton -donde hay varios miembros de la familia- ha precipitado los cambios para tratar de recuperar la credibilidad ante los inversores.

"La transición se realizará de forma ordenada para garantizar una transferencia adecuada de conocimientos, la adaptación organizativa y una continuidad fluida y sin impacto en las operaciones", destaca la empresa.

La CNMV está analizando desde hace días la información remitida por la compañía sobre sus relaciones con Scranton. El organismo que preside Rodrigo Buenaventura requirió aclaraciones a la empresa sobre los vínculos con la mercantil, a la que Grifols ha demandado en Nueva York.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar