Economía | Empresas

Incendio valencia

La crisis del ladrillo hizo quebrar a la promotora del edificio incendiado en Valencia

La compañía Fbex cesó su actividad en 2010 y entró en liquidación en 2011 tras acumular una abultada deuda tras el estallido de la burbuja inmobiliaria

Una persona en un balcón del edificio en llamas, en el barrio de Campana (Valencia)

Una persona en un balcón del edificio en llamas, en el barrio de Campana (Valencia) EP

Fbex, la promotora del edificio incendiado en Valencia, fue una de las víctimas de la crisis inmobiliaria. La empresa encargada de promover la construcción del inmueble del barrio del Campanar cesó su actividad en el año 2010 y posteriormente entró en liquidación. La compañía que entonces presidía el empresario catalán Juan Henares Parada contrajo una gran deuda que le llevó a la insolvencia.

La compañía presumía en su vídeo promocional del edificio siniestrado del recubrimiento de la fachada, al que los bomberos achacan la rápida expansión del fuego por el exterior del inmueble. Según las últimas cuentas disponibles consultadas a través de Insight View, la promotora se constituyó en 1918 y su ámbito de operación era principalmente Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana y Murcia.

Se dedicaba al desarrollo de viviendas de primera residencia en núcleos urbanos, "con construcciones de calidad media-alta". En 2003, la compañía puso en marcha un plan estratégico de expansión y desarrollo y elevó su actividad de forma considerable entre 2004 y 2007. Con la llegada de la crisis inmobiliaria en 2008, redujo la plantilla hasta los 158 empleados y, un año más tarde, bajó a 102.

En pleno estallido de la burbuja, la compañía puso en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectó a 82 de los 102 trabajadores, hasta que acabó teniendo solo ocho empleados en nómina.

En 2008 tenía más de 1.500 millones de apalancamiento consolidado y muchos proyectos de inversión que habían sido iniciados tuvieron que ser detenidos. En sus últimas cuentas, se reconoce que la carencia de financiación bancaria para seguir desarrollando su actividad motivó la paralización casi total de la empresa. Y trató de tejer acuerdos con diferentes entidades.

En 2009, la empresa acordó la compraventa de diferentes activos, lo que redujo la deuda asociada a los mismos. El 11 de febrero de 2010, Fbex se declaró insolvente y el 28 de mayo solicitó el concurso de acreedores. En ese ejercicio obtuvo un resultado negativo de casi 157 millones de euros. En 2011 entró en liquidación.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar