Economía

CaixaBank lanza el primer seguro para Alzheimer y ELA con un pago único de más de 30.000 euros

La prestación total de este producto, llamado MyBox VidaCare y dirigido a personas de entre 60 y 75 años, puede llegar a 100.000 euros

Logo de Caixabank

Logo de Caixabank. EUROPA PRESS

CaixaBank ha lanzado el primer seguro para enfermedades neurodegenerativas con un pago único de más de 30.000 euros. El objetivo de este producto es cubrir la falta de autonomía producida por este tipo de dolencias. La prestación total de este seguro puede llegar a 100.000 euros y quiere ofrecer una solución para personas afectadas por Alzheimer, Parkinson, ELA, esclerosis múltiple o demencia. Esta póliza está dirigida a personas de entre 60 y 75 años, sin la enfermedad detectada y cubre hasta los 90.

Este seguro estará comercializado a través de VidaCaixa, la filial de seguros de la entidad, bajo el nombre de MyBox VidaCare. El producto se convierte en el primero que ofrece cobertura frente a la falta de autonomía producida por el deterioro cognitivo y/o motriz derivado de enfermedades neurodegenerativas. Es también el primer seguro de protección frente a este tipo de enfermedades específico para el colectivo sénior de CaixaBank.

La contratación del seguro se realiza a partir de una prima única de entre 32.926 euros y 34.963 euros en función de la edad del cliente. Si al llegar a los 90 años, el asegurado no ha desarrollado ninguna de las enfermedades neurodegenerativas cubiertas por la póliza, recibirá un capital bruto de supervivencia de 20.000 euros. Asimismo, el producto incorpora un seguro de vida mediante el cual, en caso de fallecimiento durante los tres primeros años de la póliza, los beneficiarios designados recibirán un capital igual al de la prima aportada por el tomador del seguro.

MyBox VidaCare facilita un capital de hasta 50.000 euros brutos si, como consecuencia de alguna enfermedad neurodegenerativa cubierta, el asegurado se encuentra en un determinado nivel de falta de autonomía. En el caso de esta póliza, la prestación económica se abonará en el momento que la persona llegue a un nivel de falta de autonomía determinado, habiendo presentado previamente un diagnóstico médico y pasado por la peritación de un experto. El cobro no está condicionado al reconocimiento oficial del grado de dependencia que otorga la Seguridad Social, que suele tardar una media de entre 18 y 24 meses.

Posteriormente, en caso de supervivencia del asegurado a los tres años de haberse dado la situación que generó el derecho a ese primer capital de 50.000 euros, la póliza asegura un capital bruto de 50.000 euros más.

Acompañamiento médico

Además del apoyo económico, MyBox VidaCare brinda acompañamiento por parte de profesionales expertos, tanto en la fase previa como en la posterior al diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa. En este sentido, desde la contratación del seguro, el cliente tiene acceso a un orientador personal que le acompañará durante toda la vida de la póliza. Tras la realización de una evaluación inicial del estado funcional, mental, nutricional y social del asegurado, se realiza un plan de prevención y reducción de riesgos personalizado con recomendaciones para mantener y alargar su calidad de vida.

En el caso de diagnosticarse alguna de las enfermedades cubiertas por la póliza, se define un plan de cuidados cada seis meses que promueva la autonomía y calidad de vida; se realiza una evaluación presencial de potenciales barreras arquitectónicas y necesidades de ayudas técnicas en el hogar del cliente; y, llegado el momento, se encarga de realizar la tramitación del reconocimiento de dependencia para poder acceder a los servicios y ayudas económicas públicas del Sistema de Dependencia.

El 31% de los mayores de 65 años son dependientes

A cierre del primer semestre de 2023, España contaba con 9,7 millones de personas mayores de 65 años, lo que representa un 20,3% de la población, un porcentaje que se incrementará hasta el 25,2% en 2033, según las proyecciones del INE (Instituto Nacional de Estadística). La tasa de dependencia entre este colectivo se sitúa en el 30,9%, lo que representa 3 millones de personas; no obstante, actualmente solo 1,5 millones de personas tienen una dependencia reconocida. La prestación económica que reciben oscila entre 100 y 747 euros al mes, dependiendo del grado de dependencia reconocido.

Asimismo, la OMS estima que el 60% de las enfermedades neurodegenerativas generan dependencia. En este contexto, un estudio realizado por Neuroalianza (la Alianza Española de Enfermedades Neurodegenerativas) y la Universidad Complutense de Madrid en 2016 señala que 988.000 personas, el 2,08% de la población española, tienen una enfermedad de este tipo. A esta problemática de salud se suma la vertiente económica, pues estos pacientes gastan de media 23.354 euros al año en costes asociados a su enfermedad.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar