Economía

La moda de lujo y la alta joyería se sumergen en la segunda mano ante las nuevas preferencias de los compradores

La moda de lujo y la alta joyería se sumergen en la segunda mano ante las nuevas preferencias de los compradores

La moda de lujo y la alta joyería se sumergen en la segunda mano ante las nuevas preferencias de los compradores Servimedia

El sector de la moda de lujo y de la alta joyería ha experimentado diversas transformaciones en los últimos años, entre las que figura una nueva tendencia: el interés por el segmento ‘pre-owned’ o los artículos únicos de segunda mano. Según apuntan los expertos, el auge de la demanda hacia este tipo de piezas responde a nuevas preferencias e inquietudes de los compradores, movidos también por la sostenibilidad a la hora de hacerse con una pieza. A ello, se suma la apuesta de las grandes firmas por dar respuesta a esta demanda, conectar con el público, y aprovechar una oportunidad de negocio que lleva implícito un mensaje de responsabilidad social y ambiental. 

Las casas de moda de lujo, como Gucci, Balenciaga o Valentino, se ha sumergido en este mercado para dar una segunda vida a las prendas, siendo más sostenibles, y lo han hecho a través de sus propios canales de venta o vía plataformas digitales de referencia. Así, prendas y bolsos de lujo pueden cambiar de manos para los interesados en obtener piezas de colecciones pasadas y, además, se afianza la idea de que el lujo es de calidad, dura y se puede seguir vendiendo.

El segmento de la alta joyería también ha vivido una situación similar. Recientemente, otra enseña de referencia en España, el grupo Rabat, presentó el servicio ‘Rabat Pre-Owned & Vintage' pensado para ofrecer a coleccionistas y amantes de la alta joyería la posibilidad de redescubrir relojes con una historia única. La compañía, liderada por Jordi Rabat, se ha convertido así en la primera firma española en apostar de esta manera tan decidida por este segmento 'pre-owned' en alta relojería ante la demanda real que existe en mercado. 

Y es que, según las previsiones de mercado de Boston Consulting Group, en 2026 se calcula que más del 30% de la relojería de lujo corresponda a relojes de segunda mano. Para firmas como la propia Rabat o también Watches of Switzerland se trata de disponer de programas que permitan que artículos exclusivos con un ciclo de vida sin caducidad puedan ser disfrutados por otros en las mismas condiciones en que se manufacturaron. 

Una filosofía parecida a la de Bucherer, que en 2019 identificó que los consumidores, más allá de los últimos modelos, mostraban interés por los relojes atemporales, poniendo en valor su “atractivo emocional” y la sostenibilidad. Su programa ‘pre-owned’ cosechó aceptación y lo extendió en sus puntos de venta de Europa y Estados Unidos, además de la plataforma online. 

Claves

En el segmento de la alta relojería, según destaca otro informe de la consultora BCG del 2023, el mercado ‘pre-owned’ se caracteriza hoy por ser transparente, impulsado por el intercambio de información en línea, apoyado por servicios de autentificación y formado compradores informados y vendedores establecidos. Además, subraya que el mercado de segunda mano es esencial para los coleccionistas que buscan relojes especiales y que ya no están en producción. Su análisis remarca que muchos compradores de segunda mano son más jóvenes y abrirse a la fórmula ‘pre-owned’ puede resultar una vía para las grandes firmas para construir lealtad hacia la marca y abrirse a futuros clientes.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar