Economía

¿Hay que declarar en la Renta 2023 las ventas en Wallapop o Vinted?

Una nueva normativa puede obligarte a declarar las compras y ventas que se realicen en aplicaciones de Segunda Mano.

Declaración Renta Segunda Mano

Esto dice la ley sobre declarar productos de Segunda Mano en la declaración de la Renta

La venta de artículos a través de plataformas como Vinted o Wallapop ha sido una práctica común para muchos, ya sea para liberar espacio en casa o para obtener ingresos adicionales.

Sin embargo, desde el inicio de este año, una nueva regulación fiscal ha impactado en este mercado de segunda mano, generando la necesidad de considerar estos ingresos al momento de hacer la declaración de la Renta.

La compra y venta de segunda mano es una actividad arraigada en la sociedad, proporcionando una alternativa sostenible al consumismo desenfrenado. Aplicaciones como Wallapop o Milanuncios han facilitado este intercambio, pero hasta hace poco, carecían de una regulación fiscal específica.

La entrada en vigor de la Directiva europea DAC7 ha cambiado esta situación, obligando a estas plataformas a reportar ciertas transacciones a las autoridades fiscales.

Límites para la declaración de la Renta

Con el objetivo de promover la transparencia fiscal, se establecen ciertos criterios para la notificación de ventas a Hacienda. Por ejemplo, las aplicaciones deberán informar sobre usuarios que superen las 30 ventas anuales o cuyos ingresos superen los 2.000 euros. Esto implica que los usuarios que alcancen estos umbrales deberán proporcionar información fiscal a las plataformas para su posterior comunicación a las autoridades.

Además de esta responsabilidad por parte de las aplicaciones, algunos usuarios también tendrán la obligación de pagar impuestos por estas transacciones. La normativa establece que aquellos que obtengan más de 6.000 euros al año deberán contribuir con un impuesto que varía según la cantidad total de las ventas. Este impuesto puede oscilar entre el 19% y el 23%, dependiendo del valor de las operaciones.

Es importante destacar que no todos los usuarios estarán sujetos a estas tasas, ya que solo aquellos que obtengan ganancias significativas estarán obligados a declarar y pagar impuestos. Además, estas ganancias solo se considerarán cuando el valor de venta supere al de compra original del artículo. En caso contrario, si el artículo se vende por un valor inferior al de compra, no se generará un beneficio imponible.

Vendedores profesionales

No obstante, esta regulación también afectará a los vendedores profesionales que utilizan estas plataformas, ya que estarán obligados a incluir estas ventas en su declaración de impuestos. Es importante tener en cuenta que, a diferencia de las ventas de primera mano, estas transacciones no podrán declararse como pérdidas patrimoniales.

Por tanto, la nueva normativa fiscal ha traído consigo cambios significativos para el mercado de segunda mano en aplicaciones como Vinted o Wallapop. Los usuarios ahora deben estar al tanto de sus obligaciones fiscales y considerar estas ventas al momento de hacer su declaración de impuestos, lo que refleja un mayor control y transparencia en este ámbito comercial.

Al obligar a los usuarios a declarar sus ingresos de estas transacciones, se espera que se reduzca la evasión fiscal y se aumenten los ingresos gubernamentales. Esto podría traducirse en una mayor financiación para servicios públicos y proyectos sociales.

Además, esta regulación también podría influir en la forma en que las personas perciben y utilizan las aplicaciones de compraventa de segunda mano. Al saber que están sujetos a impuestos y regulaciones, los usuarios podrían volverse más cautelosos en sus transacciones y tomar decisiones más informadas sobre qué comprar y vender. Esto podría fomentar una cultura de consumo más responsable y ético.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar