Economía

Los españoles confían en que las hipotecas bajen de precio en los próximos 12 meses

La previsión de que el BCE baje los tipos en junio hace que las expectativas del precio de las hipotecas bajen

Foto representativa de una hipoteca

Foto representativa de una hipoteca

El Banco Central Europeo comenzó un nuevo ciclo de política monetaria hace algo más de un año y medio. En este tiempo se ha visto como la subida de tipos de interés se ha trasladado, sobre todo, a las hipotecas.

Los ciudadanos de la eurozona han visto cómo el precio de sus préstamos hipotecarios ha aumentado considerablemente. Sin embargo, las previsiones del mercado apunta a que en junio el BCE volverá a bajar los tipos. Los españoles confían en que las hipotecas bajen su precio en los próximos 12 meses. 

Según la Encuesta de Expectativas del Consumidor (CES, en sus siglas en inglés) del Banco Central Europeo (BCE) del mes de febrero, los ciudadanos españoles prevén que el interés medio de las hipotecas se sitúe en el 4,5% en los próximos 12 meses. Esta caída en el precio se produciría debido a la previsión de que el supervisor baje los tipos en junio. Por el momento, el BCE ha mantenido sin cambios su política monetaria en cuatro reuniones consecutivas.

El porcentaje del 4,5% es inferior a la previsión de los españoles del mes de enero y menor que a finales de 2023 cuando la encuesta apuntaba a que los ciudadanos de España esperaban un interés por encima del 5%. A pesar de que los españoles se muestren más confiados, el interés que estiman del 4,5% todavía es un 22% más alto que la media actual. Según los datos del Banco de España, el interés medio de las nuevas hipotecas se situó en el 3,7% en enero

A nivel general, los consumidores de la eurozona esperan que el interés de la hipoteca se mantenga en los próximos 12 meses en el 5,1%, el mismo porcentaje que en la encuesta anterior. Como en meses anteriores, los hogares con ingresos más bajos esperaban los tipos de interés hipotecarios más altos a 12 meses vista. El porcentaje neto de hogares que declararon un endurecimiento (en relación con los que declararon una relajación) en el acceso al crédito durante los 12 meses anteriores disminuyó, al igual que el porcentaje neto de los que esperaban un endurecimiento durante los próximos 12 meses, alcanzando niveles observados por última vez a principios de 2022.

Si se desgrana por países, los ciudadanos de Bélgica y de Alemania son los únicos que piensan que los tipos de interés estarán más altos de lo que pensaban en enero. Los primeros sitúan el interés medio hipotecario en el 4,5%; mientras que los alemanes lo sitúan en el 5,25%, por encima de lo que esperaban en enero. Los ciudadanos de Italia son los que sitúan el interés medio más alto, en el 5,5%, aunque por debajo de lo que esperaban el mes anterior. Franceses y holandeses tienen la misma percepción que los españoles y sitúan el interés hipotecario en el 4,5%.

El euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas variables, cerró el mes de marzo en el 3,718%, por encima del mes de febrero y del registrado hace un año. Esta situación provoca que dichos préstamos tengan un precio muy elevado.

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas bajó un 10,3% el pasado mes de enero respecto al mismo mes de 2023. Con el descenso interanual de enero, la firma de hipotecas sobre viviendas encadena doce meses de tasas negativas, aunque la de enero ha sido menos pronunciada que la registrada en el último mes del año pasado (-17%). El importe medio de las hipotecas constituidas sobre viviendas bajó un 2,7% interanual en el primer mes del año, hasta los 138.149 euros.

Más expectativas

En la encuesta de expectativas del BCE también hacen previsiones sobre la inflación, el precio de la vivienda o el empleo. La tasa mediana de inflación percibida en los 12 meses anteriores siguió disminuyendo, por quinto mes consecutivo, hasta el 5,5%, desde el 6,0% de enero. Las expectativas de inflación a tres años vista se mantuvieron sin cambios en el 2,5%. Los encuestados más jóvenes (de 18 a 34 años) siguieron manifestando percepciones y expectativas de inflación más bajas que los encuestados de más edad (de 35 a 54 años y de 55 a 70 años). 

Por lo que respecta a los ingresos, las expectativas de los consumidores sobre el crecimiento aumentaron hasta el 1,4%, frente al 1,2% de enero. Este aumento se observó en todos los grupos de edad.

La percepción del crecimiento del gasto nominal en los 12 meses anteriores siguió disminuyendo, por cuarto mes consecutivo, hasta el 6,4%, desde el 6,6% de enero, en consonancia con la evolución de la percepción de la inflación. Esta disminución se observó únicamente en los encuestados de más edad (de 35 a 54 años y de 55 a 70 años). Las expectativas de crecimiento del gasto nominal en los próximos 12 meses se mantuvieron estables en el 3,7%. 

Finalmente, los ciudadanos de la eurozona son negativos en cuanto al crecimiento económico, ya que consideran que la economía caerá. Las expectativas para los próximos 12 meses se mantuvieron sin cambios en el -1,1%. Las expectativas sobre la tasa de desempleo a 12 meses vista también se mantuvieron sin cambios en el 10,9%. Los consumidores siguen esperando que la tasa de desempleo futura sea ligeramente superior a la tasa de desempleo percibida actualmente (10,5%), lo que implica un mercado laboral estable en líneas generales. 

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. No hacen viviendas de protección oficial.¿Que piensan que es una política de vivienda? ¿Prefieren subvencionar alquileres?¿Que consiguen con poner condiciones al propietario de 2 viviendas?