El dominio esquiable de Pal Arinsal (en La Massana) pasará a formar parte de Grandvalira Resorts desde la temporada 2022-23, tras el acuerdo suscrito este martes y presentado en un acto que ha presidido el jefe del Govern de Andorra, Xavier Espot.

Espot ha afirmado que es una de las mejores noticias «en los últimos tiempos» para el Principado y para su turismo, informa Grandvalira en un comunicado.

También ha considerado que Andorra se refuerza mucho como destino de nieve por el hecho de que ahora «todas las sociedades explotadoras de los campos de nieve tengan una estrategia conjunta y de país».

Según ha informado Servimedia, este acuerdo unifica la oferta de Andorra como país de nieve y de ocio en la montaña todo el año, sumando 303 kilómetros de pistas para deportes de invierno y situándose entre los primeros destinos europeos en oferta de superficie esquiable.

Forfaits

Los forfaits de la estación de Grandvalira (incluido el pase de temporada) serán válidos tanto en Pal Arinsal como en Ordino Arcalís, que se integró a Grandvalira en 2018, cuando surgió así Grandvalira Resorts.

Además, se comercializarán forfaits multidía que combinarán días de esquí en Pal Arinsal y Ordino Arcalís con jornadas en Grandvalira.

La competencia del sector

El presidente del consejo de administración de Grandvalira, Francesc Camp, ha dicho que el acuerdo sienta las bases del futuro de la nieve en Andorra, «un sector cada vez más competitivo a nivel internacional que, después de la pandemia, se ha vuelto aún más agresivo».

El consejero delegado de Saetde, Joan Viladomat, ha destacado que el acuerdo culmina un esfuerzo de integración de las sociedades que gestionan los dominios esquiables del país, «que se inició en 2003 con la creación de Nevasa y que continuó en 2018» con la integración de Ordino Arcalís a Grandvalira.

El cònsol major (alcalde) de Ordino, Àngel Mortés, ha afirmado que la integración de Ordino Arcalís en 2018 fue «un punto de inflexión» para acabar llegando al acuerdo de este martes.

La cònsol major de Encamp, Laura Mas, ha subrayado que «el modelo de gestión público-privada sea la fórmula escogida, a partir de ahora, para continuar creciendo» como país.

Desestacionalización

El forfait de temporada de Grandvalira será el nuevo forfait de país que dará acceso a todas las estaciones de Andorra: los 303 kilómetros de pistas en invierno y también las actividades de la montaña todo el año con acceso al Mountain Park y Bike Park de Pal Arinsal.

La cònsol major de La Massana, Olga Molné, ha afirmado que estas instalaciones suponen «una estrategia de desestacionalización iniciada hace ya años en Pal Arinsal» cuando se potenció  la práctica de la BTT y siendo la estación que inicia antes la temporada de verano.

El consejero ejecutivo y director general de Crèdit Andorrà, Xavier Cornella, ha augurado que el acuerdo dará más fortaleza al sector y a la economía andorranos al «afrontar los retos en el ámbito de la sostenibilidad y el cambio climático».