Empresas

Demetrio Carceller Arce recibe en Nueva York el Premio Business Leader of the Year

Carceller Arce (izquierda), recibiendo el galardón

Carceller Arce (izquierda), recibiendo el galardón El Independiente

Demetrio Carceller Arce, presidente ejecutivo del grupo de empresas de alimentación y bebidas Damm y presidente de la compañía energética DISA, ha recibido esta noche el premio al Líder Empresarial del Año (Business Leader of the Year), que le concede la Cámara de Comercio España-Estados Unidos en reconocimiento al “crecimiento internacional, el liderazgo innovador y el compromiso en un crecimiento responsable y sostenible de estas compañías”.

En concreto, el Consejo de Administración de la institución ha reconocido a Carceller Arce por ser “un líder transformacional que, a través de la inversión en talento, tecnología e innovación, y la expansión internacional, ha impulsado la transformación dentro de las empresas que dirige y las ha convertido en empresas líderes de sus respectivos sectores”.

En el periodo en el que Demetrio Carceller Arce lleva siendo presidente ejecutivo de Damm, la compañía ha multiplicado por 5 el número de empleados y actualmente ambas compañías cuentan con más de 10.000 colaboradores y colaboradoras, con presencia a nivel global. Además, el Consejo de Administración de la Cámara ha valorado el extraordinario desarrollo internacional de Damm en los últimos 10 años, alcanzando en la actualidad más de un 30% de la actividad del grupo. 

Por otro lado, Alan Solomont, presidente del Consejo de Administración de la Cámara y antiguo embajador de Estados Unidos en España, ha destacado “el compromiso de Demetrio Carceller Arce con la economía circular y el medio ambiente que lo convierten en un ejemplo a seguir en el ámbito de la responsabilidad social corporativa y que, entre otras cosas, lo ha llevado a alinear la estrategia y operaciones de Damm a los objetivos de la agenda 2030”. El embajador reconoció también “su importante labor en la Fundación Damm y su gran contribución a la sociedad a través del fomento de iniciativas culturales, deportivas y sociales, y la ayuda a los más vulnerables”.

El acto de entrega del Premio se ha producido en el curso de la Gala anual que celebra la Cámara de Comercio España-Estados Unidos en Nueva York. Al evento han acudido más de 200 representantes de la política, la empresa y las finanzas de ambos países. Entre los asistentes, han figurado Caridad Batalla, cónsul general de España en Nueva York, Andrew Kimball, presidente del New York City Economic Develpment Corporation, Kristen Kaufman, la comisionada adjunta para asuntos internacionales de la ciudad de Nueva York, y Alan Solomont, exembajador de EE. UU en España y presidente de la Cámara. 

Durante su intervención, Demetrio Carceller Arce ha agradecido el galardón recibido por parte de la Cámara poniendo en valor el importante papel que esta institución y sus miembros desempeñan como promotores de la estrecha conexión y alianza entre España y Estados Unidos. “Debemos recordar a quienes trabajaron duro para construir estas relaciones. Su ejemplo y generosidad deben seguir siendo fuente de inspiración para nuestras decisiones. Por ello, me considero un eslabón más de la cadena de quienes defienden con pasión que aprovechemos al máximo nuestras oportunidades compartidas, afirmó Carceller Arce.

El presidente ejecutivo de Damm y presidente de DISA ha querido recordar durante su parlamento la influencia que ha tenido la cultura estadounidense a lo largo de su carrera profesional y personal. Carceller Arce cursó sus estudios universitarios en Estados Unidos en la prestigiosa Universidad de Duke, una experiencia que, tal y como el mismo señaló “lo marcó como persona” y le permitió adquirir unos conocimientos y valores que han sido fundamentales en su trayectoria.

“Sé que, aunque a veces veamos las cosas de forma diferente, Estados Unidos y España comparten, tanto histórica como socialmente, una humanidad común. Compartimos una perspectiva en la que importan la tradición, las raíces, la patria, y en la que todo ello es compatible con el ansia de transformar e innovar. Ambas somos culturas creativas, abiertas y extrovertidas, y a menudo espontáneas. Tenemos suerte, ya que esta vivacidad que compartimos es más necesaria ahora que nunca, señaló Carceller Arce.

Te puede interesar

Comentar ()