Economía | Empresas

Bóvedas, terrazas y tres torres: las claves de la nueva estación de Chamartín

Adif ha seleccionado al proyecto ganador del concurso internacional para convertir la actual estación en un nudo de alta velocidad conectado con el aeropuerto de Barajas

Una de las terminales de la nueva estación de Madrid-Chamartín.

Una de las terminales de la nueva estación de Madrid-Chamartín. Adif-AV

Adif-Alta Velocidad ha seleccionado ya el proyecto ganador del concurso internacional convocado en febrero de 2020 para transformar por completo la madrileña estación de Chamartín. La propuesta seleccionada entre nueve finalistas está elaborada por Esteyco, UNStudio y b720 Arquitectura.

Bajo el nombre de ‘Chamartín ecosistema abierto‘, el proyecto prevé mantener aspectos icónicos del actual edificio de viajeros como son las bóvedas y las terrazas. También contará con torres de edificios a los lados. «Con su elección, se apuesta por una estación abierta que promueve el diálogo entre la ciudad y el ferrocarril», explica el administrador de infraestructuras en un comunicado.

El proyecto contempla también la construcción de balcones urbanos (terrazas escalonadas). Según Adif, «generan permeabilidad con la ciudad, abren ventanas al ciudadano sobre la estación y se integran en el entorno, como prolongación de los parques situados a ambos lados del complejo».

La futura estación contará con dos terminales polivalentes, que podrán ser utilizadas para salidas o llegadas de viajeros por los distintos operadores que han entrado a competir con Renfe en el marco de la liberalización.

El edificio situado al norte del futuro complejo agilizará el acceso directo a los andenes de Cercanías y a los recorridos de los viajeros que efectúen la salida o llegada en trenes de larga distancia, procedentes o con destino Cercanías.

«El complejo se transforma en un gran patio de manzana, que genera recorridos interiores alrededor de las vías y andenes, garantizando la conectividad y potenciando el flujo peatonal entre los accesos desde las cuatro fachadas. Para facilitar la accesibilidad y la movilidad, se incluye dos vestíbulos secundarios, en el este y oeste», añade Adif.

En el concurso han participado las principales firmas de ingeniería y arquitectura del mundo. Los proyectos han sido valorados por un jurado de 16 miembros, que ha tenido en cuenta aspectos como la funcionalidad, la viabilidad constructiva, la accesibilidad e integración en la ciudad y la sostenibilidad.

En este sentido, el administrador ferroviario aduce que el proyecto elegido «realiza de forma sobresaliente la conexión intermodal con el intercambiador, con acceso por Agustín de Foxá, con una fácil integración con otros modos de transporte: taxi, metro y movilidad activa (peatones, bicicleta, patinete)».

Tras la apertura de las plicas del concurso, la adjudicación del contrato de servicios, así como la redacción de anteproyectos, proyectos básicos y constructivos, se completará una vez validada la documentación del grupo preseleccionado y la aprobación por el consejo de administración de Adif AV, en las próximas semanas.

El proyecto sucederá a los trabajos que aborda actualmente Adif AV en la estación con el objetivo de duplicar la capacidad de la alta velocidad, ordenar flujos, facilitar la conexión con otros transportes urbanos y maximizar vías y andenes destinados a Cercanías y la red de media y larga distancia.

Por otro lado, también está previsto acometer la conexión con el aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas, en licitación, y la incorporación de espacios destinados a nuevos modos de transporte limpio. Asimismo, actualmente se avanza en la cobertura de la playa de vías de 200.000 metros cuadrados, que soportará el gran parque de la operación Crea Madrid Nuevo Norte.

Te puede interesar

Comentar ()