La empresa Repsol ha adquirido este viernes Asterion Energies, el fondo de infraestructuras europeo Asterion Industrial por 560 millones de euros, más un máximo de 20 millones en concepto de pagos contingentes. Esta operación es un «importante hito» para la compañía que, «en su ambición de convertirse en un actor global en energía renovable», refuerza su posición en mercados clave en Europa, además de acelerar su crecimiento en renovables.

La plataforma de desarrollo creada por Asterion en 2019, Asterion Energies, gestiona una cartera de proyectos principalmente en desarrollo de 7.700 megavatios (MW) renovables en España (84%), Italia (12%) y Francia (4%), mercados estables y con gran potencial. La cartera de activos de Asterion Energies incluye 4.900 MW de solar fotovoltaica y 2.800 MW de generación eólica, de los que 2.500 MW están en un avanzado estado de desarrollo o en construcción.

La empresa, además, cuenta con un equipo experto en desarrollo de proyectos renovables y de almacenamiento que se incorporará al ambicioso proyecto de crecimiento de Repsol en este negocio.

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha destacado que están materializando su ambición de ser «líderes en la transición energética con pasos firmes, como esta adquisición de activos, para cumplir con nuestras metas de crecimiento, diversificación y foco en la multienergía. Los proyectos y el talento humano que incorporamos con esta transacción complementan perfectamente nuestra estrategia».