Economía | Finanzas

Santander pagará un dividendo de 0,1 euros en efectivo en 2021 si el BCE se lo permite

José Antonio Álvarez, consejero delegado de Santander, en la presentación de resultados.

Santander pagará este año un dividendo en forma de acciones, pero quiere pasar al efectivo en cuanto pueda. Condicionado a que el Banco Central Europeo (BCE) deje de recomendar que los bancos no paguen dividendo en metálico, la entidad que preside Ana Botín tiene la intención de abonar a sus accionistas un dividendo de 0,1 euros por acción en 2021. A esta condición se une, además, que tras el pago la ratio de capital CET1 fully loaded del banco, la de referencia en el mercado, siga entre el 11% o el 12%.

El banco llevará esta propuesta a la junta de accionistas que celebrará el próximo 27 de octubre en Boadilla del Monte (Madrid), donde se encuentra su sede operativa, y no en Santander, donde se ubica su sede social, debido a las circunstancias derivadas de la pandemia. Así ocurrió también con la junta celebrada en abril para aprobar las cuentas anuales del banco.

Este dividendo en efectivo, que se pagará con cargo a los resultados de 2020, solamente será posible si el BCE decide dejar de recomendar a las entidades que no paguen un dividendo en metálico debido a la crisis del Covid-19, una recomendación que comenzó en marzo y que, por el momento, se extiende hasta enero de 2021.

Esta política, de acuerdo con el consejo de administración del banco, es compatible con el abono de entre un 40% y un 50% del beneficio ordinario del banco (teniendo en cuenta el beneficio contable, el banco ya explicó que terminaría el año en pérdidas).

La entidad anunció ya el pasado julio su intención de celebrar esta asamblea de accionistas para aprobar un dividendo con cargo a los resultados de 2019 que pagará adicionalmente al anunciado para 2021. Debido a esta recomendación del BCE, solamente podrá hacerlo en forma de acciones y el importe correspondiente que se abonará a los accionistas será también 0,1 euros por acción.

Por otra parte, la junta de accionistas de octubre deberá dar su visto bueno al nombramiento como nuevo consejero del banco de Marín Chávez, que sustituirá en el órgano de gestión a Esther Giménez-Salinas.

Comentar ()