Economía | Finanzas

BBVA pasa página tras la ruptura con Sabadell: "No hay que mirar atrás"

El presidente del BBVA, Carlos Torres.

BBVA quiere pasar página tras la ruptura de las negociaciones con Sabadell para una hipotética fusión. «No hay que mirar atrás», ha apuntado Carlos Torres, presidente de la entidad, zanjando así el tema, sobre el que no ha querido entrar en detalles.

El banco mantuvo conversaciones con Sabadell para integrarse a finales del año pasado, pero la operación terminó prácticamente antes de empezar. Desde el primer momento hubo dudas sobre si llegaría a materializarse, pues al día siguiente de conocerse las conversaciones el propio Onur Genç, consejero delegado de BBVA, apuntó que el banco solo accedería a fusionarse si había «creación de valor».

Finalmente, ambas entidades comunicaron al mercado la ruptura tras haber sido incapaces de llegar a un acuerdo sobre la valoración de los activos de Sabadell, como publicó este periódico.

Preguntado por la operación durante la presentación de los resultados del banco, Torres no ha querido dar muchos detalles y se ha limitado a señalar que «no hay que mirar atrás». «Fue un capítulo que se abrió y era nuestra obligación analizarlo. Al final no salió porque decidimos terminar las conversaciones», ha apuntado.

Respecto a futuras operaciones de consolidación, Torres ha evitado «especular», si bien ha señalado que existe «presión cero» por parte de los supervisores para que BBVA se integre con otra entidad.

Ajuste de costes

El banco ha anunciado que utilizará su exceso de capital (cercano a los 8.000 millones de euros) para realizar una reestructuración de costes, si bien los gestores de BBVA no han ofrecido ningún detalle sobre el mismo.

Según han dicho, se está trabajando en el plan, que se implementará en el primer semestre. «Estamos evaluando todas las alternativas», ha apuntado Genç, que no ha explicado si podría conllevar un ajuste de plantilla.

Lo que sí ha anunciado el banco es que realizará una recompra de acciones del 10%, una de las alternativas a la fusión con Sabadell que tenía el banco tras la venta de su filial en Estados Unidos, y pagará un dividendo de 0,059 euros por acción el próximo mes de abril.

Comentar ()