Economía | Finanzas

Sabadell: "El tema de BBVA es pasado y no contemplamos más operaciones"

El banco renuncia a pagar dividendo con cargo a 2020 pero confía en distribuir el beneficio de 2021

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu. Europa Press

Sabadell tiene claro que quiere seguir su camino en solitario. Josep Oliu, su presidente (de momento ejecutivo), ha rechazado que el banco esté pensando en acometer una operación corporativa y ha evitado pronunciarse en detalle sobre la ruptura de las negociaciones con BBVA para su fusión que tuvieron lugar a finales de 2020.

«El tema del BBVA pertenece al pasado y el banco no está contemplando ninguna operación corporativa, sino haciendo los deberes para dar una rentabilidad adecuada al accionista del banco», ha apuntado el banquero durante la presentación de resultados de Sabadell, que ha sacrificado su beneficio de 2020 por las provisiones necesarias para cubrir el impacto del Covid-19 y por el coste del ajuste de plantilla.

El todavía primer ejecutivo del banco, que pasará a la segunda línea cuando se incorpore como consejero delegado César González-Bueno y Oliu abandone sus funciones ejecutivas, ha querido zanjar así el tema de la fusión con BBVA después de que los gestores de esta entidad hicieran lo mismo el pasado viernes. «No hay que mirar atrás», apuntó Carlos Torres, su homólogo en BBVA.

También ha descartado Oliu, al menos de momento, que el banco pueda protagonizar una operación corporativa con otro banco. «No se contempla y no se buscará por parte del banco», ha dicho.

En cuanto a TSB, la filial británica de Sabadell, origen de sus mayores problemas, Oliu ha apuntado que aún no se ha tomado ninguna decisión sobre su futuro.

«El banco no ha iniciado el proceso de venta de TSB (…) no esperamos que presente resultados negativos en 2021 y sí esperamos que al final del plan [estratégico de TSB] tenga un ROE del 6%», ha señalado Oliu.

Cobrar por los depósitos

En otro orden de cosas, preguntado por el cobro a los depósitos de particulares por parte de Sabadell, Jaime Guardiola, consejero delegado saliente, ha afirmado que la posición del banco es cobrar únicamente a clientes institucionales y corporativos.

La puerta de cobrar por los depósitos de particulares no se puede dar nunca por cerrada teniendo en cuenta la evolución de los tipos de interés»

Eso sí, ha añadido que, aunque por el momento el banco no esté gravando los depósitos de los minoristas, «esa puerta no se puede dar nunca por cerrada teniendo en cuenta la evolución de los tipos de interés».

Por otra parte, los gestores de Sabadell han confirmado que el banco no abonará remuneración al accionista con cargo a los resultados de 2020. Oliu ha apuntado que la decisión de no pagar dividendo con cargo al ejercicio 2020 es «firme», por lo que «a la junta [de accionistas] no va a ir ninguna propuesta de dividendo».

De cara a 2021, ha señalado que corresponderá al consejo de administración decidirlo, si bien «el banco está en la idea de recuperar el pago de beneficio con cargo a los resultados de 2021, que, sin duda, van a ser positivos».

Más cambios en la dirección

Esta presentación de resultados ha sido la última en Sabadell para Guardiola y Tomás Varela, director financiero, que será sustituido por Leopoldo Alvear, que hasta ahora ocupaba el mismo cargo en Bankia, según ha informado el banco este lunes.

Oliu no ha descartado que se vayan a producir nuevos cambios en el equipo directivo y ha pasado la pelota al nuevo consejero delegado, González-Bueno. «Ya vera él. En el banco hay directivos de primer nivel. Él está colaborando con todos ellos», ha apuntado el banquero.

Guardiola, por su parte, ha ironizado con que su mandato se ha desarrollado «de crisis a crisis y tiro porque toca», dado que llegó a Sabadell en septiembre de 2007, justo después del estallido de la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, y abandona el cargo de consejero delegado en plena crisis del Covid-19.

«Son trece años llenos de momentos fantásticos y otros no tanto, pero dominan y prevalecen los momentos buenos. Ya me tocaba. Son 42 años de vida profesional en este sector no siempre gratificante», ha señalado el banquero, que pese a jubilarse continuará ligado a la entidad como presidente de la filial de México, país con el que guarda un vínculo personal.

Te puede interesar

Comentar ()