Economía | Finanzas

CNMV y el Banco de España alertan sobre el bitcoin: es complejo, volátil y poco transparente

El precio del bitcoin ha experimentado una subida muy fuerte durante el último año.

El precio del bitcoin ha experimentado una subida muy fuerte durante el último año. Pixabay

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España han emitido un comunicado conjunto para alertar frente a las criptomonedas y, más específicamente, sobre Bitcoin y Ethereum, que «han experimentado elevada volatilidad en sus precios» durante los últimos meses

Ambas instituciones, que ya advirtieron sobre los riesgos de invertir en criptomonedas hace tres años, han vuelto a alertar sobre la «complejidad y falta de transparencia» de estos activos, que, recuerdan, ni son considerados medios de pago ni cuentan con respaldo de ningún banco central o autoridad pública ni tienen sus pérdidas cubiertas por mecanismos públicos de protección, como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

Este comunicado llega tras meses de volatilidad y fuerte incremento de los precios en algunas criptomonedas, especialmente Bitcoin y Ethereum, ascensos que, según estas dos instituciones, han ido acompañados de «un aumento significativo de la publicidad, en ocasiones agresiva, para atraer inversores».

«No existe todavía en la Unión Europea un marco que regule los criptoactivos como el Bitcoin y que proporcione garantías y protección similares a las aplicables a los productos financieros», recuerdan el Banco de España y la CNMV.

La advertencia es clara. Estas dos instituciones consideran, en definitiva, que las criptomonedas son «instrumentos complejos, que pueden no ser adecuados para pequeños ahorradores, y cuyo precio conlleva un alto componente especulativo que puede suponer incluso la pérdida total de la inversión».

Además, la CNMV y el Banco de España consideran que el precio de estos activos no está exento de ser manipulado, dado que se forma «en ausencia de mecanismos eficaces» que lo impidan, como ocurre en los mercados regulados de valores. «En muchas ocasiones los precios se forman también sin información pública que los respalde», añaden.

Comentar ()