Economía | Finanzas

España coloca 5.000 millones a 50 años y recibe una demanda 13 veces mayor

El Tesoro achaca la fuerte demanda de este bono sindicado a la confianza de los inversores, pues el BCE no compra este tipo de deuda

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su intervención en el Cercle d'Economia.

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante su intervención en el Cercle d'Economia el pasado lunes. Efe

El Tesoro ha emitido este martes un bono sindicado a un plazo de cincuenta años que ha recibido una alta demanda por parte de los inversores. Concretamente, ha colocado 5.000 millones de euros con una demanda 13 veces mayor, de 65.000 millones.

Este interés es, además, seis veces mayor al registrado en la última emisión a tan largo plazo, realizada en 2016, algo que, según han explicado desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, ha permitido al Tesoro «asignar la emisión entre inversores de muy alta calidad».

Para el departamento que dirige Nadia Calviño, esta colocación es una muestra de la confianza que los inversores depositan en la deuda española, pues se trata de un instrumento que no se encuentra entre los que el Banco Central Europeo (BCE) puede elegir para sus compras de activos.

La nueva referencia se ha emitido con un cupón de 1,45% y una rentabilidad del 1,458%, dos puntos porcentuales menos que la referencia anterior. El cupón vence el 31 de octubre de 2071.

La emisión se ha colocado a 477 inversores, de los que el 91,9% son no residentes en España. Estos inversores corresponden en un 33,1% a Alemania, Austria y Suiza, en un 16,8% a Reino Unido e Irlanda, en un 11,7% a Francia e Italia y en un 7,1% a los países escandinavos. Otro 9,4% corresponden al resto de Europa, mientras que Oriente Medio ha representado el 7,3% de la demanda y Estados Unidos y Canadá un 4,9%. Otros inversores han obtenido un 1,8% de la emisión.

Por sectores, la mayor participación ha correspondido a las aseguradoras y los fondos de pensiones, que se han llevado un 35,4%, seguidas de las gestoras de fondos, con un 18%; el resto de bancos, con un 12,8%; los bancos centrales e instituciones oficiales, con un 10,4%, y los fondos apalancados, con un 8,7%. Las tesorerías bancarias han participado con un 7,5% y otros inversores han representado un 7,1%, según ha informado el Ministerio.

Te puede interesar

Comentar ()