Desde el pasado mes de enero los autónomos pagan más en su cuota mensual. El principal motivo: la cotización obligatoria por coberturas como las contingencias profesionales o el paro de los autónomos. El cambio pretende mejorar las prestaciones de estos trabajadores, a cambio de la mencionada subida de cuota mensual. Sin embargo, la normativa planteada podría tener el efecto contrario.

Saturación de trabajo en las Mutuas

El Decreto aprobado para implantar las cuestiones detalladas especifica también que serán las Mutuas quienes asumirán la ampliación de las nuevas coberturas de los trabajadores autónomos. Sin embargo, y según denuncian desde la Federación de Castilla La Mancha de UGT, no se prevén mejoras en equipamiento o plantilla para ellas.

Serán los trabajadores quienes deberán asumir la carga extra de trabajo que supondrán todas estas nuevas coberturas, así como su control y tratamiento. Según el comunicado de UGT, esto está llevando a “apretar” a las plantillas que, además de sufrir una carga extra de trabajo, están recibiendo instrucciones de “control de puerta de entrada”. Es decir control y tratamiento de las solicitudes de los trabajadores autónomos, que en caso de ser denegadas pueden perfectamente generar un descontento general en éste colectivo, con las consiguientes peticiones de baja.

Denuncian que las Mutuas se ven abocadas a unos  resultados económicos  cada vez más desastrosos  y poco a poco van viendo su solidez tambalearse, como ven tambalearse sus puestos de trabajo todos sus empleados y empleadas.

Exigen que no se ponga en peligro el futuro de las mutuas

Desde UGT, exigen que esta situación se revierta. Que se actúe con las Mutuas como auténticas colaboradoras de la Seguridad Social y no se pretenda poner en peligro su futuro, ni el de los trabajadores y trabajadoras de estas entidades.

Han pedido, por lo tanto, que se tomen decisiones y se igualen las condiciones de este colectivo de trabajadores con el de funcionarios, dado que en “tiempos de penuria, se ha echado mano de sus bolsillos para sostener el sistema económico del gobierno”; o dotarles de unas tablas salariales que les sean de aplicación y unos salarios e incrementos salariales pactados entre sindicatos y mutuas.

“Es imprescindible que estos trabajadores perciban los incrementos salariales anuales al mismo tiempo que sus compañeros funcionarios y que no deban poco menos que rogar por una autorización adicional del Ministerio de Hacienda para ello”, han añadido.

Contenido elaborado por: Sego finance