A pesar de las ayudas al emprendimiento desde organismos públicos, la cifra de jóvenes autónomos sigue descendiendo. Si bien es cierto que la caída ha sido sólo de un 0,7% en 2018, también lo es que lo hace por segundo año consecutivo tal y como refleja el Informe Jóvenes y Mercado de Trabajo de marzo de 2019. El pasado año fue el séptimo de la última década en que se produjo ese descenso, siendo las únicas temporadas con balance positivo 2013, con una subida del 6%, 2014 y 2016, compartiendo estos dos últimos años una subida del 1,4%.

Este declive se ha dado tanto en mujeres como en hombres. El número de varones dados de baja ha sido de 1.072 (-0,6%) y siendo superior a las féminas, que sumaron un total de 718 ceses de actividad (-0,7%), según la Dirección del Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social de las Empresas.

Este dato, más favorable en el caso de las mujeres, sigue en la línea de la etapa entre los años 2007y 2018 en la que la caída de mujeres ha sido de un -30,3%, mientras que en los hombres se destaca hasta el -45,2%.

Según estas cifras, al finalizar 2018 el número total de jóvenes menores de 30 años afiliados al Régimen Especial de Trabajadores (RETA), era de 257.394. De ellos, el 63,2% (162.641) eran hombres, frente al 36,8% (94.753) que eran mujeres.

Además, según el informe esta cifra de trabajadores por cuenta propia suponen un 8% del total de autónomos o empresarios que se encuentran de alta en el RETA. Un dato preocupante para el sector, teniendo en cuenta que la caída parece no tener freno desde 2007, cuando llegaban al 13,7%.

Contenido elaborado por: Sego finance