El Gobierno estudia reorganizar algunas de las ayudas existentes en la actualidad para los trabajadores autónomos, según confirma su ‘Actualización del Programa de Estabilidad 2019‘, publicada recientemente. En este documento se certifica la intención de “reorganizar” estos incentivos, porque generaría unos ingresos de 500 millones anuales, que irían a parar al sostenimiento del Sistema Público. Según el Gobierno, se trata de generar más ingresos a la Seguridad Social. Originalmente, estas políticas activas de empleo se plantearon para favorecer que los desempleados encuentren trabajo. Pero, ahora, se duda de que realmente estén sirviendo para ello.

Preocupación por el coste para las arcas públicas

En el planteamiento que se realiza en la ‘Actualización del Programa de Estabilidad 2019’, se muestra una preocupación por el coste que tienen estas ayudas, y la necesidad de reducirlas para hacer frente a los créditos y sobrecostes que generan al Estado. En concreto, según se informa en el documento, existe un crédito de 2.600 millones de euros destinado a estos incentivos. En la misma actualización del programa, señalan que esto supone una disminución de los ingresos a la Seguridad Social. Así, plantean hacer un estudio de la efectividad de estas ayudas, dejando entrever que podría haber cambios pronto.

¿Qué ayudas para autónomos y pymes se estudiarán?

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), menciona en su Plan de Acción los incentivos concretos que se someterán a estudio:

  • los destinados para jóvenes menores de 30 años o mayores de 45
  • mujeres con infrarrepresentación en determinadas profesiones u oficios
  • transformación de contratos temporales en indefinidos
  • tarifa plana de trabajadores por cuenta propia
  • reducciones al trabajo autónomo con carácter general, y específico y contrataciones de personas con discapacidad.
Contenido elaborado por: Sego finance