En la Comunidad de Madrid, Partido Popular y Ciudadanos han llegado a un acuerdo para gobernar la autonomía. Entre las medidas que proponen en conjunto tienen varias que atañen directamente al colectivo de los trabajadores autónomos.

La primera es el mantenimiento de la aplicación de la tarifa plana de cotización a la Seguridad Social durante dos años, así como el aumento hasta hasta los 24 meses, en vez de 12, en el caso de las autónomas que regresen a su actividad tras haber sido madres.

Continuarán con las ayudas de hasta 10.000 para aquellos autónomos que contraten a su primer empleado de manera indefinida. Se tendrán especialmente en cuenta las personas de algunos colectivos como los discapacitados o personas en riesgo de exclusión social, así como desempleados de larga duración o personas mayores de 45 años.

El compromiso rubricado asegura que estas ayudas también se darán a aquellos autónomos que contraten a trabajadores por motivos de conciliación familiar, como el cuidado de hijos o el cuidado de familiares.

Otras medidas que afectan a autónomos, pymes y emprendedores

Desde PP y C’s plantean continuar tomando medidas para la protección de los autónomos en caso de que tengan que finalizar su actividad. Se fomentarán programas como Re-Emprende, con ayudas de 450 euros durante medio año para los que hayan terminado su prestación, más 200 euros durante un año para aquellos que quieran volver a emprender.

Asimismo, quieren seguir con el programa SOS Empresa, que ofrece servicios de atención y consultoría para pymes y autónomos en áreas como la fiscal o el marketing para continuar con sus proyectos.

Además, pretenden crear una unidad “con rango de Dirección General” dentro de la administración madrileña que tendrá como objetivo todo este apoyo a los trabajadores autónomos.

Por último, dentro de su proyecto, quieren favorecer la competitividad y el comercio dentro de la propia comunidad. Para ello quieren desarrollar una Estrategia de Dinamización del Pequeño Comercio, que comprende un Plan de Revitalización que ayude a los comercios de proximidad.

Esto incluye la modernización de espacios como los mercados de abastos o galerías comerciales o la formación de estos comerciantes, acercándolos a las nuevas tecnologías y las nuevas relaciones de comunicación y venta digitales.