Los recientes acontecimientos ocurridos con empresas como Alcoa, Ferroatlántica, Cemex, La Naval o Vulcano, entre otras, han puesto en alerta al partido de Unidas Podemos. Por ello, su grupo parlamentario, ha querido presentar una proposición no de Ley que trata de poner solución al mal momento que, a su juicio y basándose en los citados ejemplos, vive la industria española.

Esta proposición se divide en tres epígrafes diferentes. En el primero plantean la creación de una estructura dentro de la SEPI (Sociedad Española de Participaciones Industriales S.A) con capital social que pudiese hacerse cargo de estas empresas de forma temporal para evitar su cierre.

Esta medida, según Unidas Podemos, podría evitar las especulaciones que grupos de inversión o grandes compañías tratan de hacer con empresas de menor tamaño. Además, permitiría poder hacerse cargo de la gestión de un retorno, ya sea total o parcial, a un control privado cuando se den las condiciones adecuadas.

Cupos de energía al modelo francés

En el segundo epígrafe proponen coger la idea del modelo francés ARENH. De esta forma se crearían unos “cupos de energía” procedentes de la producción eléctrica por energía nuclear. Esto haría que estas empresas tuvieran la obligación de “participar como contraparte” hasta su cierre, previsto por el calendario nuclear.

De esta forma habría una regularización tanto de precios como de cantidades y se podría ayudar a las empresas industriales conocidas como electrointensivas, es decir, que precisan de electricidad (y generalmente en grandes cantidades) para realizar su actividad. Además en este apartado también proponen que los contratos sean bilaterales y que duren, al menos, tres años.

Crear un nuevo consorcio público – privado

El último apartado propone la creación de un consorcio público-privado, con mayor porcentaje de capital público (que podría ser a través de SEPI), denominado España Industrial 2030. La misión de este consorcio aunaría todas las actividades que tuvieran que ver con la promoción industrial nacional. Esto iría desde la selección de sectores estratégicos hasta la investigación y desarrollo, pasando por promoción específica, captación de talento, etc.

Para que resulte una medida interesante para los interesados en aportar capital privado, desde esta propuesta plantean que estos pudieran beneficiarse de derechos de patentes o dividendos de empresas participadas, por ejemplo.

Contenido elaborado por: Sego finance