Hace ya ocho años, una Ley puso como plazo máximo de un año el entregar a la Comisión de Trabajo del Congreso un estudio sobre que los autónomos coticen por ingresos.

El texto de la norma rezaba así: “Estudio sobre las cotizaciones de “Disposición adicional vigésima. Estudio sobre las cotizaciones sociales de los trabajadores autónomos.El Gobierno, en el plazo de un año, remitirá a la Comisión de Trabajo del Congreso de los Diputados un estudio sobre las actuales cotizaciones sociales de los trabajadores autónomos en relación a los ingresos del sistema percibidos por los mismos, en relación al desarrollo de la recomendación número 4 del Pacto de Toledo”.

Llegó 2012, el plazo estipulado, y el estudio no vio la luz. De hecho, en 2019 la Comisión de Trabajo todavía no ha recibido nada al respecto. Por ello, desde el Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, En Comú Podem, Galicia en Común, hicieron una petición en el Congreso el pasado 10 de septiembre para que ese estudio se entregue.

El Grupo, encabezado por Pablo Iglesias, señala en su petición que “se desconoce si se siguen manteniendo las razones y circunstancias que motivaron la regulación actual de los sistemas de Seguridad Social o si es necesario proceder a su paulatina reordenación y simplificación”.

Por ello, instan al Gobierno a remitir un estudio sobre las cotizaciones de los autónomos, tal y como contemplaba la Ley de 2011, pero con los datos actuales. Además, han puesto de plazo no un año, sino tres meses desde el registro de la iniciativa.

El problema ha llegado con la convocatoria de elecciones, ya que cuando Unidas Podemos formuló la petición aún no había sucedido. Ahora, esa remisión del estudio en tres meses, no se podrá producir dejando, de nuevo, el estudio sin realizar.

Contenido elaborado por: Sego finance