Hace tres años surgía la idea y hace dos, en 2017, comenzaba a funcionar su proyecto inicial pero, aún así, muchas empresas y autónomos nunca han escuchado hablar de ello. Se trata de Early Warming Europe, un programa promovido desde instituciones públicas continentales, que proporciona asesoramiento y apoyo a aquellas empresas que se encuentren en dificultades.

En concreto, Early Warming pretende ayudar a prevenir las quiebras y las consecuencias relacionadas con estas (pérdida de puestos de trabajo, cierre,…). Tal y como explica el proyecto en su web, este tipo de intervenciones tempranas darán la oportunidad al empresario de “un cambio de rumbo” del negocio para estabilizar la situación económica e incluso crecer.

En caso de que esto no sea posible y no exista solución al cierre, el haber intervenido pronto también tendrá sus ventajas, ya que es más probable que la deuda aquirida sea más pequeña y que el empresario pueda volver a emprender.

España entre los países que pueden acceder al proyecto

España, Italia, Polonia y Grecia fueron los cuatro países en los que la ‘primera ola’ del proyecto comenzó a funcionar en 2017, con la previsión de poder ayudar a unas 3.500 empresas con dificultades en dos años. La clave para esto estaría en el establecimiento de unos mecanismos de alerta rápida, que luego se expandirían a otros Estados Miembros de la Unión Europea.

El segundo paso consistió en instaurar una red de expertos y administraciones con interés en la alerta temprana y le ley de segunda oportunidad. La evolución final de este periodo consistió en que esta red se convirtiese en una organización permanente que pueda ayudar en estos ámbitos a las empresas afectadas una vez que el proyecto Early Warming Europe Finalice. Esta ayuda consistiría en liderar los mecanismos establecidos en el primer paso, pero también en “contribuir con aportaciones políticas a los responsables políticos”.

Actualmente el proyecto ya está en su fase final. A partir de esta esperan poder “presentar un método de motorización y alerta temprana de próxima generación basado en el aprendizaje automático y en grandes datos”. A través de las fuentes de datos se podrá identificar cuáles son las empresas que están en riesgo y comenzar a poner soluciones de forma más rápida y eficiente.

Contenido elaborado por: Sego finance